Refréscate con meriendas saludables este verano

¿Quién ha dicho que todos los dulces son peligrosos? Este verano no queremos que te quedes sin tu ración refrescante y de dulce indulgencia de vez en cuando.

 

Lo primero que os vamos a recordar es que se pueden hacer maravillas con pocos recursos y que ahora en verano uno de nuestros grandes aliados es el hielo. Gracias a él podemos convertir bebidas y postres tradicionalmente de otras épocas del año en auténticos placeres veraniegos.

Empezaremos con las infusiones calientes, que… pasadas por hielo se convierten en una muy buena opción para hacer de nuestros postres un momento de disfrute. Así, podremos seguir disfrutando de los beneficios de las infusiones para nuestro organismo y estaremos refrescándonos en condiciones.

 

Refréscate con nuestra infusión fría de limón y jengibre

Con esta receta obtendremos un refrescante antioxidante:.

1. En una jarra, poner zumo de limón y una cucharada sopera de edulcorante líquido o de Stevia líquida o en polvos. Agregando un poco de pulpa de dará más sabor.

2. En el cazo, poner a hervir el jengibre cortado a rodajitas. Cuando empiece a hervir bien, apagar, tapar y dejar infusionar unos minutos.

3. Mezclar todo en la jarra, añadir agua y conservar en el frigorífico o añadir hielos para su consumo en el momento.

Además de esta alternativa, tenemos muchas otras, como los tés (recomendamos los tés verdes con sabores -limón, mango, piña…- que puedes encontrar en muchos supermercados y tiendas de té) y los rooibos (también los hay de muchísimos sabores: vainilla, naranja y flores de cartamo…), infusiones de frutos rojos, hibisco con jengibre… La creatividad la pones tú.

Existen muchas formas de presentarlos, pero nosotros hoy queremos también recordarte que existe la opción de hacer polos de hielo con vasos pequeños (de chupito) y con cubiteras de hielo… Simplemente tienes que rellenar el recipiente con tu infusión favorita (una vez haya reposado su temperatura unos minutos y no esté hirviendo), colocar un palo en cada vaso o hueco de la cubitera y dejar tu infusión en el congelador hasta que veas que están listas para degustar.

En algunas tiendas también venden recipientes específicos con la forma de los polos para que introduzcas los líquidos dentro y consigas helados a partir de tus bebidas favoritas.

De esta forma, tendremos siempre a nuestro alcance postres sanos y bien refrescantes para pasar estos meses de calor con alegría. ¿Con cuál vas a empezar?