Alimentación

La relación de la leche con el párkinson

La relación de la leche con el párkinson 1920 1280 Richard Vera

Un estudio publicado en la revista Nutrients analiza la influencia del consumo de leche en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el párkinson.

Sabemos que el consumo de alimentos ultraprocesados es perjudicial para la salud, y se han realizado multitud de estudios al respecto. Sin embargo, para el resto de alimentos no está totalmente claro si su consumo aumenta de forma directa el riesgo de sufrir ciertas enfermedades. Aunque cada vez más se realizan estudios que tratan de vislumbrar dichas relaciones.

Como bien destaca el estudio, las causas de las enfermedades neurodegenerativas aún no se conocen totalmente. Aunque sí se sabe que determinados factores dietéticos juegan cierto papel en su desarrollo, tanto como factores de riesgo como posibles factores protectores.

Hipótesis

El estudio sugiere que la ingesta de leche reduciría el riesgo de sufrir esclerosis múltiple y enfermedad de Alzheimer, pero podría aumentar el riesgo de sufrir enfermedad de Parkinson. La posible asociación entre consumo de leche y esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es desconocida.

Método

En este caso se evaluó la asociación causal entre la ingesta de leche con enfermedades neurodegenerativas adoptando la variante genética cercana al gen de la lactasa.

En total se obtuvieron datos de 14.802 casos y 26.703 controles de estudio sobre esclerosis múltiple a través del Consorcio Internacional de Genética de la Esclerosis Múltiple. Otros 21.982 casos y 41.944 controles de enfermedad de Alzheimer gracias a los datos del Proyecto Internacional de Genómica del Alzheimer. Y otros 3.060 casos y 41.944 controles del consorcio FinnGen. Finalmente, un total de 6476 casos y 302.042 controles del Estudio basado en la web de la enfermedad de Parkinson, junto a 13.708 casos y 95.282 controles de PDGene. Todos los datos estudiados procedían de población europea.

Resultados

Según los resultados del estudio: a mayor ingesta de leche, menor riesgo de sufrir esclerosis múltiple y enfermedad de Alzheimer, pero mayor riesgo de sufrir párkinson. Estos resultados van en consonancia con los estudios observacionales previos.

Parece ser que el consumo de leche tendría un efecto protector frente a la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer gracias a su riqueza en vitamina D y calcio. La vitamina D regula el metabolismo tanto del calcio como del fósforo, y en estudios previos se ha objetivado que los niveles bajos de vitamina D se relacionan con un mayor riesgo de Esclerosis Múltiple. En otros trabajos, los niveles bajos de vitamina D también se han asociado con un mayor riesgo de sufrir enfermedad de Alzheimer. Por otra parte, el calcio es esencial para mantener el correcto funcionamiento celular, y su mala regulación se relaciona a su vez con un mayor riesgo tanto de Esclerosis Múltiple como de enfermedad de Alzheimer.

Por su parte, respecto a la ingesta de leche y el riesgo de sufrir enfermedad de Parkinson, los investigadores destacan que los resultados son consistentes con trabajos previos: a mayor ingesta láctica, mayor riesgo de sufrir párkinson. La relación causal se explicaría porque la leche disminuye los niveles de ácido úrico en sangre, y el urato parece tener un efecto protector contra el párkinson.

Como siempre, los investigadores destacan la necesidad de continuar investigando al respecto, sobre todo para aclarar los posibles mecanismos de acción que puedan explicar estas relaciones.

Contacta con nuestros expertos para desarrollar unos hábitos saludables, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20220716/popular-alimento-desayuno-espana-relaciona-parkinson/687181762_0.html

Impacto de la elección de alimentos en la esperanza de vida

Impacto de la elección de alimentos en la esperanza de vida 1920 1280 Richard Vera

¿Cuál es el impacto que tiene la elección de los alimentos que ingerimos en nuestra esperanza de vida? Parece ser que modificar tu forma de comer puede alargar tu vida más de 10 años, sobre todo si empiezas con los cambios cuando eres joven, según un estudio publicado recientemente.

La alimentación es fundamental para la salud y se estima que los factores de riesgo dietéticos a nivel mundial causan 11 millones de muertes anualmente.

En este estudio se ha estimado el impacto de la elección de alimentos y han desarrollado un modelo de soporte de decisiones que predice cómo las opciones dietéticas afectan a esta esperanza de vida (EV).

Método

Con base en metaanálisis y datos del estudio Global Burden of Disease (2019), se utiliza la metodología de la tabla de vida para estimar cómo cambia la EV con cambios sostenidos en la ingesta de frutas, verduras, granos integrales, granos refinados, nueces, legumbres, pescado, huevos, leche/lácteos, carne roja, carne procesada y bebidas azucaradas.

Resultados

Una dieta óptima tendría una ingesta sustancialmente mayor que una dieta típica de cereales integrales, legumbres, pescado, frutas, verduras e incluiría un puñado de frutos secos, al tiempo que reduciría las carnes rojas y procesadas, las bebidas azucaradas y los cereales refinados. Por otro lado, una dieta de enfoque de viabilidad sería un punto medio entre una dieta occidental óptima y una típica.

  • Un cambio sostenido de una dieta occidental típica a la dieta óptima a partir de los 20 años aumentaría la EV en más de una década para hombres y mujeres. Cambiar de una dieta típica a la dieta óptima a los 60 años aumentaría la EV en 8,0 años para las mujeres y en 8,8 años para los hombres. A partir de los 80 años la ganancia sería de 3,4 años.
  • El cambio de la dieta típica a una de enfoque de viabilidad aumentaría la EV en 6,2 años para mujeres de 20 años y en 7,3 años para hombres.

Conclusiones

Un cambio dietético sostenido puede brindar beneficios sustanciales para la salud de personas de todas las edades. Y se predice que las ganancias serán mayores cuanto antes se inicien los cambios dietéticos en la vida.

Por tanto, estos cambios en la alimentación podrían traducirse en alargar más de una década la EV para adultos jóvenes. Las mayores ganancias se obtendrían al comer más legumbres, cereales integrales y frutos secos, y menos carne roja y procesada.

Para las personas mayores, las ganancias serían menores pero sustanciales. Se ha visto un aumento de la EV en un 7 % o más para ambos sexos en todos los grupos de edad.

Food4HealthyLife

La calculadora en línea Food4HealthyLife permite la estimación instantánea del efecto en la EV de una variedad de cambios en la dieta.

Finalmente, entender el potencial de salud relativo de los diferentes grupos de alimentos podría permitir a las personas lograr beneficios de salud factibles y significativos. Por tanto, la calculadora Food4HealthyLife podría ser una herramienta útil para todos comprendamos el impacto en la salud de nuestras elecciones dietéticas.

Haz clic aquí para mejorar tus hábitos de alimentación.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Dieta que regula el estado de ánimo

Dieta que regula el estado de ánimo 1920 1280 Richard Vera

Los efectos del estado de ánimo en los hábitos y preferencias alimentarias se han investigado en varios niveles y durante un período prolongado. Pero solo recientemente el enfoque de dicha investigación se ha invertido a través del examen de los efectos de la dieta y componentes alimentarios sobre el estado de ánimo, el comportamiento y las futuras preferencias dietéticas.

En este estudio examinan los efectos de la dieta en el comportamiento relacionado con la ansiedad. Resaltan que los alimentos con alto contenido de grasa y/o azúcar, o que son muy sabrosos, tienen el potencial de afectar el comportamiento.

El hecho de que los alimentos modulen la ansiedad depende no solo de su composición, sino también de las experiencias dietéticas previas y de la dieta materna durante y antes del embarazo, así como de las experiencias contemporáneas que inducen estrés. Esto hace que el papel de los alimentos en la regulación de la ansiedad sea un tema muy complejo, pero también un área en la que una mayor comprensión podría conducir al desarrollo de estrategias para usar y adaptar los alimentos y el comportamiento alimentario para abordar de manera beneficiosa los trastornos metabólicos y del estado de ánimo.

Actualmente, parece que el alto contenido de grasas es ansiolítico, mientras que las dietas altas en azúcar pueden tener más características ansiogénicas. En términos de opciones de estilo de vida humano, es probable que la situación sea menos clara, y las dietas sabrosas mixtas son quizás más relevantes. Por lo tanto, normalmente son estas dietas las que ofrecen el mayor desafío de interpretación y manipulación, ya que son muy variables en su composición. Sin embargo, existe potencial para que estas dietas se optimicen y diseñen con efectos beneficiosos para la ansiedad y la salud en general.

En conclusión

La evidencia apoya firmemente la afirmación de que la dieta tiene el potencial de inducir o mejorar el comportamiento relacionado con la ansiedad, pero queda por establecer definitivamente cómo se regulan estos eventos y si existe la posibilidad de utilizar estas vías para identificar las dietas que pueden ser beneficiosas para promover el equilibrio energético saludable y la salud mental.

Si quieres adquirir hábitos sanos, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3762204/

Alimentos dulces y depresión

Alimentos dulces y depresión 1920 1280 Richard Vera

La ingesta de alimentos dulces, bebidas y azúcares añadidos se ha relacionado con síntomas de depresión en varias poblaciones. Además de generar otros daños colaterales en el organismo.

El objetivo de este estudio es investigar las asociaciones entre la ingesta de alimentos o bebidas dulces, el trastorno mental común y la depresión. Y, por otra parte, examinar el papel de la causalidad inversa (influencia del estado de ánimo en la ingesta) como posible explicación de lo observado.

El trastorno mental común se caracteriza por síntomas depresivos, estados de ansiedad, irritabilidad, fatiga, insomnio, dificultades de memoria y concentración y quejas somáticas. Se suele manifestar como una mezcla de síntomas somáticos, ansiedad y depresión.

Así bien, en el presente estudio se analizan todos estos factores de manera transversal y 5 años después en 23.245 medidas repetidas en hombres y mujeres de entre 39 y 83 años.

La investigación confirma un efecto adverso de la ingesta de azúcar de alimentos o bebidas dulces sobre la salud psicológica a largo plazo. Además, sugiere que una menor ingesta de azúcar puede estar asociada con una mejor salud psicológica.

Asimismo, se excluye la posible «causalidad inversa» como la razón del vínculo observado entre el alto consumo de azúcar y el bajo estado de ánimo. Durante años y décadas, podría ser que las personas susceptibles a la depresión tiendan a aumentar su consumo de azúcar. Sin embargo, los hallazgos son consistentes con la hipótesis de que el alto consumo de azúcar juega un papel causal en los riesgos de depresión y trastorno mental común, tanto incidentes como recurrentes, y no al revés.

Se han descubierto varios mecanismos potenciales para esta asociación:

  • La ingesta de azúcar podría aumentar el riesgo de depresión por su influencia potencial en los niveles de BDNF y la inflamación, ambos discutidos como posibles explicaciones biológicas para la depresión.
  • Además, la hipoglucemia posprandial y los efectos similares a la adicción del azúcar que influyen en los neurotransmisores podrían vincular la ingesta de azúcar con niveles bajos en el estado anímico. La vía de la hipoglucemia posprandial también es relevante en el contexto del índice glucémico, que se ha demostrado que está asociado con la prevalencia e incidencia de la depresión.

En conclusión, el estudio proporciona evidencia firme de que la ingesta de azúcar de alimentos o bebidas dulces aumenta la posibilidad de desarrollar trastornos del estado de ánimo.

Si necesitas asesoramiento personalizado, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://www.nature.com/articles/s41598-017-05649-7

Proteína animal y proteína vegetal

Proteína animal y proteína vegetal 1920 1280 Richard Vera

La proteína es un macronutriente cuya función principal es estructural. Es decir, es el componente principal de nuestras células. Tiene funciones en el crecimiento y desarrollo de los tejidos, también en la reparación celular, en diversas reacciones bioquímicas, etc.

Además, es el macronutriente cuyos requerimientos varían más en función de distintas situaciones fisiológicas: embarazo, lactancia materna… O según la actividad física realizada: tanto por la intensidad y frecuencia como por el tipo o finalidad (ganancia de masa muscular, pérdida de grasa corporal, etc.).

Las proteínas a su vez están formadas por unas moléculas denominadas aminoácidos. En total existen 20, de los cuales 8 son esenciales ya que el organismo no puede sintetizarlos por sí mismo y debe obtenerlos de la alimentación. Los 8 aminoácidos esenciales son: isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

La proteína puede proceder tanto de fuentes de origen animal como vegetal. De hecho, se recomienda que al menos el 50 % del total diario de proteína proceda de fuentes vegetales y que no más de la mitad provenga de fuentes animales para mantener un equilibrio adecuado.

Puede medirse según diversos índices, aunque el más empleado es el valor biológico (VB). Se considera que las proteínas de mayor VB son aquellas que contienen en su composición todos los aminoácidos esenciales en proporciones adecuadas. Es el caso de todos los alimentos de origen animal, algunas legumbres (garbanzos, judías, soja, etc.) y otros alimentos como el amaranto, pistachos, semillas de sésamo, etc. E incluso las espinacas contienen proteína completa, aunque la cantidad no es representativa.

Existen otros alimentos que no contienen todos los aminoácidos esenciales, se dice entonces que tienen un aminoácido limitante, que es aquel del que carecen o no tienen en cantidad suficiente. Por ejemplo, la lenteja es deficitaria en metionina o la mayoría de los cereales en lisina. En ese caso, podemos completar ambas proteínas mediante la complementación entre ellas y no supone un problema para la eficacia de la proteína. Es lo que se llama: complementariedad de proteínas. Gracias a ello conseguiremos que las proteínas incompletas de menor VB sean completas y tengan mayor VB.

Además, es más sencillo de lo que parece porque no es necesario que se ingieran juntas (por ejemplo, lentejas con arroz en la misma comida), sino que pueden tomarse separadas a lo largo del día y es igual de eficaz.

Las combinaciones más comunes de proteínas son:

  • Legumbre + cereal
  • Legumbre + frutos secos
  • Frutos secos + cereal
  • Legumbre/cereal/frutos secos + proteína animal

Las principales fuentes proteicas de origen animal son: pescado, huevo, carne y lácteos.

Y las principales fuentes de origen vegetal: legumbres y derivados, y como fuentes menores, pero también representativas: frutos secos, semillas y cereales, sobre todo integrales.

Si quieres consultar con un especialista, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://nutricion.org/donde-esta-cada-nutriente/

El mejor aceite para freír

El mejor aceite para freír 1920 1280 Richard Vera

En este estudio se hace una extensa comparación del comportamiento del aceite de orujo de oliva con respecto al aceite de girasol en la fritura. Veamos cuál es el mejor y más indicado para freír en nuestra cocina saludable.

El aceite de orujo de oliva es rico en antioxidantes y vitaminas liposolubles (vitamina E). Gracias a su alto contenido en ácido oleico se observan en este aceite propiedades diferenciales, ya que consiguen un efecto protector tanto del aceite, haciéndolo más duradero y estable, como de la salud, con efectos beneficiosos para el organismo.

Los ensayos realizados en el estudio han evidenciado una elevada estabilidad del aceite de orujo de oliva. Esta buena estabilidad se ha observado tanto en fritura discontinua como a lo largo de 40 frituras en los ensayos de fritura continua. Es decir, el aceite de orujo de oliva se deteriora más lentamente que el de girasol.

Asimismo, posee compuestos bioactivos saludables exclusivos: los ácidos y los alcoholes triterpénicos y los alcoholes alifáticos. Sobre estos últimos sugieren que pueden ejercer una función protectora contra el daño inflamatorio inherente a cualquier proceso patológico.

Durante la investigación se ha confirmado que gran parte de estos compuestos bioactivos, sobre todo los que le son exclusivos, se mantienen en cantidades considerables durante la fritura.

Conclusiones

Los resultados obtenidos a partir de los aceites utilizados en este estudio demuestran el excelente comportamiento comparativo del aceite de orujo de oliva en fritura:

  • El aceite de orujo de oliva presenta un comportamiento mucho mejor en fritura discontinua y continua que los aceites de girasol convencionales.
  • Además, mantiene cantidades considerables de compuestos bioactivos durante la fritura.
  • Incluso tiene características sensoriales neutras, lo que potencia la calidad original del producto en fritura: sabor, textura y color.

Si quieres mejorar tus hábitos y estar más sano, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Minerales

Minerales 1920 1280 Richard Vera

Los minerales, junto con las vitaminas (hidrosolubles y liposolubles), se consideran micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Los conocidos superalimentos suelen ser ricos en este tipo de micronutrientes.

Vamos a conocer más en profundidad algunos de los minerales más importantes.

Calcio

Es el mineral que se encuentra en mayor proporción en nuestro organismo, formando parte de huesos y dientes principalmente.

La cantidad de calcio que necesitamos varía mucho con la edad y también aumenta notoriamente en el embarazo y, sobre todo, durante la lactancia.

De todo el calcio que consumimos solamente se absorbe en torno a un 25 %. Según el alimento del que provenga, podemos aprovechar más o menos cantidad de calcio: un 33 % de la leche, un 50-60 % de las coles, un 20-22 % de las almendras y las semillas de sésamo, etc. Por lo que no solamente es importante conocer la cantidad de calcio de un alimento, sino también cuánto va a ser realmente útil.

  • Funciones

Su buen aporte promociona la salud ósea y reduce el riesgo de fracturas, aunque no es el único nutriente necesario para mantener un hueso adecuado: vitamina D, fósforo, magnesio, vitamina K… Interviene también en la coagulación sanguínea, en el sistema nervioso y en la prevención cardiovascular.

  • Fuentes principales

La principal fuente de calcio de nuestra dieta son los lácteos, tanto por su alto contenido, como por su alto porcentaje de calcio aprovechable. Otras fuentes muy importantes de calcio y no menos que los lácteos serían: el pescado, el tofu hecho con sales cálcicas (una de las fuentes más altas de calcio), coles como el brócoli, la col rizada, etc., las almendras, las semillas de sésamo, los garbanzos y las judías blancas.

Magnesio

La mayor parte del magnesio la acumulamos en el hueso. Es parte integrante de nuestro sistema óseo junto con el calcio y otros.

  • Funciones

Interviene en la construcción ósea y la mineralización del hueso. Además, tiene un papel protector frente a la enfermedad coronaria y es importante a nivel muscular, en el sistema nervioso, en la coagulación y también en el sistema inmune.

  • Fuentes principales

Este mineral se encuentra en legumbres en general, incluso soja y derivados. Los higos secos son una importante fuente, también los frutos secos, las semillas de chía o lino y las pipas en crudo como las de girasol. En el chocolate de más de un 85 % de pureza. También lo encontramos en los copos de avena integrales y en los pseudocereales (quinoa). En general, las verduras y hortalizas, además de la patata, son fuentes de magnesio.

Fósforo

Este mineral es un componente fundamental de los huesos. Tiene que estar en proporción con el calcio, si no, su exceso (hiperfosfatemia) podría ser perjudicial para el mantenimiento correcto del hueso. Su déficit solo se produce en desnutrición.

Un exceso de fósforo respecto al calcio podría deberse sobre todo al elevado consumo de refrescos, ya que son fuente de fosfatos (usados como conservantes), y de productos procesados, como serían: conservas, precocinados, embutidos, etc. Muchos de ellos, preferiblemente a reducir de nuestra dieta.

  • Funciones

Tiene la función principal de la mineralización ósea junto al calcio. También forma parte importante del tejido nervioso y de la membrana de las células donde desempeña funciones diversas.

  • Fuentes principales

Está ampliamente distribuido en: pescados, carnes, lácteos, frutos secos. En legumbres y frutos secos también se encuentra, pero en una forma algo menos absorbible por el organismo.

Yodo

Es un componente esencial de la glándula tiroides. Su deficiencia puede conllevar bocio, y también a hipotiroidismo en adultos u otras alteraciones del crecimiento en niños y adolescentes.

  • Funciones

En la glándula tiroides participa en diversas funciones: es un constituyente esencial de las hormonas tiroideas.Además,tiene un papel importante también en: el músculo, el sistema nervioso, el crecimiento y la reproducción, la formación de células sanguíneas.

  • Fuentes principales

Este mineral se encuentra en la sal principalmente yodada, en pescados, mariscos y algas, y en menor cantidad en huevos, carnes y lácteos.

Sodio

La OMS recomienda un consumo diario máximo de 2 gramos de sodio, equivalente a 5 gramos de sal (una cucharilla pequeña).

Si nos excedemos en el consumo de sodio será por usar el salero más de lo necesario y, sobre todo, por el consumo de productos procesados altos en sal. Su exceso provoca hipertensión arterial, un factor de riesgo cardiovascular.

  • Funciones

Ayuda a regular el balance hídrico (todos los líquidos del cuerpo contienen y necesitan sodio). Asimismo, regula la contracción muscular y el impulso nervioso.

  • Fuentes principales

La principal fuente de sodio es la sal, aunque los alimentos de forma natural también contienen sodio en menores cantidades.

Los productos procesados son fuentes elevadas de sodio que hay que vigilar. Además, lo encontramos en conservas como: latas de pescado, conservas de legumbre o verduras, etc., ya que contienen sal como conservante.

También los ahumados, pescados salados y aceitunas son fuentes importantes de sodio.

Potasio

Su consumo debe equilibrarse con el del sodio para la regulación de la tensión arterial.

  • Funciones

Desempeña un papel clave en la regulación y balance hídrico del organismo, en el sistema nervioso, en procesos de contracción de nuestras células y a nivel muscular.

  • Fuentes principales

Se encuentra principalmente en alimentos de origen vegetal: frutas, verduras y hortalizas, legumbres y tubérculos. También en el cacao puro o de alto porcentaje (más del 85 %) y en frutos secos en general.

Hierro

El hierro lo podemos encontrar en dos formas en los alimentos: hierro hemo y no hemo. El hierro hemo es el que encontramos en los alimentos de origen animal fundamentalmente, y su absorción y aprovechamiento es mayor que la del hierro no hemo, presente sobre todo en alimentos de origen vegetal. La mayor parte del hierro dietético que consumimos en general es procedente del hierro no hemo.

Su déficit leve puede producir lo que se conocería como ferropenia, y si es más agudo, pasaría a ser: anemia ferropénica (que a menudo cursa con sensación de fatiga, debilidad, dolor de cabeza, sensación de sudoración fría en pies y manos, etc.).

La deficiencia de hierro es más común en mujeres en edad fértil, etapas como el embarazo o deportistas profesionales.

  • Funciones

La mayor parte del hierro se encuentra formando la hemoglobina en sangre y la mioglobina (una proteína muscular). Tiene una función esencial en el transporte de oxígeno a todos los órganos y tejidos.

Mientras que la otra parte se acumula en depósitos en el organismo unido a ferritina. Se transporta unido a otra proteína denominada transferrina, ambas valoradas en toda analítica sanguínea, junto al índice de saturación de la transferrina (capacidad de esta proteína de transportar el hierro).

  • Fuentes principales

Hierro hemo: berberechos, chirlas, almejas, carne (sobre todo carne roja, como vacuno) principalmente.

Hierro no hemo: las legumbres son la principal fuente vegetal seguida de cereales integrales, frutos secos (pistachos) y algunas verduras como: acelgas, coles, espárragos, etc.; aunque en el caso de las verduras, el hierro es menos aprovechable por el organismo.

Zinc

La mayor parte del zinc reside en el tejido muscular, aunque también forma parte del hueso, los ojos y el páncreas.

En países desarrollados es infrecuente su déficit, aunque las consecuencias podrían ser de extrema gravedad.

  • Funciones

Es esencial en la mayoría de las células porque participa en más de cien reacciones metabólicas.

También es importante en el desarrollo y crecimiento de los niños, incluso en la etapa del embarazo cuyos requerimientos se encontrarán aumentados en la madre. También es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

  • Fuentes principales

Normalmente se encuentra en alimentos ricos en proteína, y prima en fuentes de origen animal: las ostras son la mayor fuente de zinc, otros mariscos, en general la carne y en menor proporción también el pescado. Los lácteos también son ricos en zinc.

Dentro de las fuentes de origen vegetal también lo encontramos, pero su biodisponibilidad (su absorción y aprovechamiento) es bastante menor. Los cereales integrales son fuente de zinc (no tanto los cereales blancos) y, en general, frutos secos, legumbres y semillas.

Si quieres consultar con un especialista, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://nutricion.org/donde-esta-cada-nutriente/

Beneficios de la cerveza

Beneficios de la cerveza 1920 1280 Richard Vera

La cerveza tiene sus ventajas y sus inconvenientes, por tanto, es un producto que hay que consumir con cautela. Se ha visto que su consumo excesivo puede alterar la glucemia, entre otras cosas. Pero, ahora, toca revisar sus posibles beneficios para la salud.

La cerveza es la bebida alcohólica más consumida del mundo. Además de una de las bebidas más consumidas, solo por detrás del agua, el té y el café.

Existe, por tanto, un interés creciente por los posibles efectos en la salud del consumo moderado de alcohol y, en concreto, de la cerveza.

Recientemente se ha encontrado evidencia científica con respecto a que el consumo moderado de cerveza tiene efectos en la salud cardiovascular y metabólica concretamente.

Los estudios clínicos prospectivos y las revisiones sistemáticas que evaluaron los efectos de la cerveza en la salud publicados entre enero de 2007 y abril de 2020 muestran los siguientes resultados:

Cinco de los seis estudios seleccionados encontraron un efecto protector del consumo moderado de alcohol sobre las enfermedades cardiovasculares (cerveza hasta 385 g/semana) frente a abstemios o bebedores ocasionales.

Cuatro de cinco artículos mostraron una asociación entre el consumo moderado de alcohol (consumo de cerveza de 84 g de alcohol/semana) y un menor riesgo de mortalidad.

En conclusión, el consumo moderado de cerveza de hasta 16 g de alcohol/día (1 bebida/día) para mujeres y 28 g/día (1-2 bebidas/día) para hombres está asociado con una menor incidencia de enfermedad cardiovascular y mortalidad general, entre otros beneficios metabólicos para la salud.

Si quieres consultar con un especialista, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://www.mdpi.com/2072-6643/13/3/879

Superfruta con increíbles beneficios

Superfruta con increíbles beneficios 1920 1278 Richard Vera

Esta superfruta es altamente beneficiosa para la salud. La Universidad de Harvard la recomienda por sus increíbles propiedades.

Este superalimento no es otro que el arándano. El arándano es un potente antioxidante, rico en antocianinas. Y se ha visto que una ingesta habitual tiene múltiples beneficios en el sistema cardiovascular: ayuda a disminuir la presión arterial y las probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.

Sin embargo, no solo tiene propiedades cardioprotectoras, sino que también ayudan a combatir los radicales libres en la piel, lo que favorece un aspecto de la piel más joven y suave.

Las antocianinas además ayudan a preservar una buena memoria. De hecho, varios estudios han demostrado que cumplen una importante labor en la prevención del deterioro cognitivo.

La visión también se ve beneficiada por esta superfruta, ya que su gran cantidad de antioxidantes previene los daños oculares y protege a la retina del daño oxidativo.

Estos mismos antioxidantes aportan otros beneficios para el organismo, como su capacidad antiinflamatoria y la prevención de infecciones urinarias. También ayudan a luchar contra la diabetes, puesto que esta fruta mejora la sensibilidad a la insulina en personas resistentes a esta hormona.

Los arándanos son uno de los alimentos más saludables que pueden incorporarse a la dieta. Se pueden utilizar de acompañantes de otros alimentos (cereales, yogur), se pueden tomar en forma de batido o mermelada y como ingrediente en ensaladas.

Si quieres consultar con un especialista para mejorar tus hábitos de alimentación, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20210821/superfruta-recomienda-universidad-harvard-apenas-consume-espana/605690042_0.html

Vitaminas liposolubles

Vitaminas liposolubles 1920 1271 Richard Vera

Las vitaminas, junto con los minerales, se consideran micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Los conocidos superalimentos suelen ser ricos en este tipo de micronutrientes.

En este caso, las vitaminas se pueden dividir en hidrosolubles y liposolubles:

  • Hidrosolubles: vitaminas del grupo B y vitamina C.
  • Liposolubles: vitaminas A, D, E y K.

En este artículo vamos a meternos de lleno a conocer en profundidad las vitaminas liposolubles.

Vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble. Lo que significa que es una vitamina que se pueden disolver en grasas y aceites; a diferencia de las vitaminas hidrosolubles, que se disuelven en agua.

El retinol es la forma activa de esta vitamina y se encuentra en alimentos de origen animal únicamente. En cambio, en los alimentos de origen vegetal encontramos lo que se conoce como provitamina A o carotenoides. Tras su ingesta nuestro organismo convertirá estas moléculas en la forma activa de la vitamina A y su eficacia será la misma que el retinol. Hasta el punto de que se alcanzaría los requerimientos de esta vitamina sin problema a base de alimentos de origen vegetal. Los carotenoides más comunes y con mayor capacidad de transformación en vitamina A son los betacarotenos. Son unos pigmentos con alta capacidad antioxidante que dan un color rojizo-anaranjado a los alimentos que lo contienen (como las zanahorias o la calabaza).

  • Funciones

Es una vitamina muy importante en la función de la visión, en el adecuado mantenimiento de la piel y los tejidos sanos. Además, es útil para un sistema inmune sano.

  • Fuentes principales

Alimentos de origen animal: aceite de hígado de pescado, pescados como sardinas y atún, yema de huevo, mariscos y lácteos enteros.

Alimentos de origen vegetal: hortalizas y frutas anaranjadas, como zanahorias, calabaza, caqui, papaya, mandarinas y naranja. También en rúcula, espinacas, brócoli, pimiento rojo. Destacando su contenido en el boniato.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble. Se encuentra en dos formas: ergocalciferol (D2) y colecalciferol (D3), que es la forma más activa.

Su deficiencia es habitual, aunque normalmente no se debe a causas alimentarias. Los síntomas que pueden atribuirse a una posible deficiencia de esta vitamina son: cansancio, irritación, mal humor o sensación de tristeza, sudoración frecuente por la cabeza, etc. Actualmente, su deficiencia es bastante frecuente por una exposición inadecuada al sol. Además de que nuestro cuerpo pierde capacidad de sintetizar vitamina D con la edad, por lo que es más común que este déficit aparezca en personas mayores de 50 años.

  • Funciones

La vitamina es importante para una adecuada absorción de calcio y de fósforo, fundamentales en la salud ósea. También se ha encontrado asociación entre adecuados niveles de vitamina D y menor riesgo de patologías cardiovasculares y diabetes, y mejor funcionalidad a nivel del sistema nervioso e inmune.

  • Fuentes principales

Obtenemos la vitamina D mediante dos vías: la exposición a la luz solar y la alimentación.

En este caso, la dieta es una fuente secundaria, siendo el pescado azul el principal suministro, seguido de otros en cantidades menores como los lácteos enteros y los huevos. La exposición al sol moderada y con la protección adecuada es importante para alcanzar los requerimientos de vitamina D. Aunque otros factores como: edad, zona donde se habita, pigmentación de la piel, etc. influyen notoriamente.

Vitamina E

La vitamina E o tocoferol es una vitamina liposoluble. Es considerada la vitamina antioxidante por excelencia. Como contribuye sobre todo a prevenir la oxidación de los ácidos grasos poliinsaturados, se recomienda que se consuman ambos nutrientes de forma equilibrada. Es habitual encontrar que los alimentos ricos en esta vitamina, también lo son en ese tipo de ácidos grasos, lo cual contribuye a mantener el equilibrio (por ej.: aceites vegetales).

  • Funciones

La vitamina previene frente a la oxidación lipídica y protege frente a los radicales libres y el daño oxidativo. Además, tiene funciones en la prevención de placas de ateroma, en salud cardiovascular y en la regulación del sistema inmune.

  • Fuentes principales

Se encuentra principalmente en aceites vegetales (oliva, girasol, maíz, soja, etc.). Debemos consumirlos en su estado virgen en lugar de refinados siempre que sea posible. También se encuentra en los frutos secos y semillas. Y en algunos cereales (maíz, trigo) y vegetales (aguacate, soja, espárragos verdes, etc.).

Vitamina K

La vitamina K o filoquinona (K1) o menaquinona (K2), en función de su composición química, es una vitamina liposoluble. Se considera lavitamina antihemorrágica, ya que su déficit puede afectar a la coagulación y aumentar el riesgo de sangrado excesivo. La filoquinona es la que recibimos de forma más abundante por la dieta y procede de alimentos vegetales. La menaquinona la encontramos en menores cantidades y procede de fuentes animales principalmente.

Esta vitamina en cierta medida puede sintetizarse por las bacterias a nivel intestinal, por lo que gran parte de sus requerimientos se obtienen de esta manera. Un cuidado adecuado de la microbiota intestinal es, en consecuencia, importante para nuestros niveles de vitamina K.

Tanto su deficiencia como su exceso es muy complicado. Lo que sí es importante es controlar el aporte de vitamina K con determinados tratamientos antiocoagulantes, ya que podría interferir.

  • Funciones

La vitamina K es fundamental en los procesos de coagulación de la sangre. Su deficiencia puede provocar hemorragias fuertes. Además, tiene importantes funciones óseas.

  • Fuentes principales

Parte de esta vitamina es obtenida por nuestro organismo, ya que la microbiota intestinal es capaz de sintetizarla. Por tanto, una destrucción de la microbiota (por exceso de medicación como antibióticos, alcoholismo, etc.) puede llevar a menores valores de vitamina K:

Alimentos de origen animal: en menor proporción la encontramos en quesos, carnes magras y huevo.

Alimentos de origen vegetal: la mayor parte la obtenemos de verduras y hortalizas de hoja verde (espinacas, lechuga, perejil, nabo, etc.) o de las coles (brócoli, repollo, coles de Bruselas). También se encuentra en guisantes, judías verdes y patata. El aguacate, los frutos rojos y otras frutas como las ciruelas la contienen en menor cantidad.

Si quieres consultar con un especialista, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente: https://nutricion.org/donde-esta-cada-nutriente/

Solicitud de cita



    No es fácil conseguir lo que has venido buscando, pero por algo se empieza.

      Centro de adelgazamiento en Madrid

      Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes, contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

      × ¿Cómo puedo ayudarte?