Cuidado con el exceso de fructosa

Cuidado con el exceso de fructosa

Cuidado con el exceso de fructosa 1920 1079 Richard Vera

En un reciente estudio descubren cómo el exceso de fructosa aumenta la absorción de grasas en el intestino.

Este estudio publicado en la revista Nature demuestra que la fructosa en exceso mejora la supervivencia de las células intestinales y la absorción de nutrientes en ratones. Es decir, se muestra que aumenta la longitud de las vellosidades intestinales. Y esto promueve la absorción de nutrientes y la adiposidad en ratones alimentados con una dieta alta en grasas.

Los resultados de la investigación mostraron que los ratones alimentados con dietas altas en fructosa tenían vellosidades intestinales hasta un 40 % más largas que los no alimentados con fructosa. Los ratones con vellosidades más largas ganaron más peso con una dieta alta en grasas que los ratones alimentados con una dieta alta en grasas sin fructosa añadida.

Esto es, el consumo excesivo de fructosa (particularmente en forma de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa) puede aumentar la capacidad de las células intestinales para absorber las grasas de la dieta, produciendo el consiguiente aumento de peso.

Es más, el consumo de fructosa en exceso está relacionado con la creciente incidencia de obesidad y cáncer, que son dos de las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.

Este problema surge en estos tiempos modernos en los que es habitual el consumo excesivo de fructosa. En especial en forma de edulcorantes como el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. El problema es simple: ahora comemos demasiada fructosa.

La fructosa en sí no es el problema, sino su consumo excesivo.

Otros estudios

Además, este no es el primer estudio que arroja luz sobre el daño potencial causado por el consumo excesivo de fructosa. Un influyente estudio realizado en 2019 analizó la influencia de la fructosa en el hígado y descubrió que ejercía nuevos efectos metabólicos en el órgano, lo que resultaba en una mayor acumulación de grasa. Este efecto no se observó con la glucosa.

En conclusión, es necesaria más investigación acerca del tema para confirmar los hallazgos de este nuevo estudio en humanos. Sin embargo, si estos hallazgos se validan en humanos, podrían conducir a nuevos métodos para tratar el cáncer y la obesidad.

Si necesitas consultar con un especialista para mejorar tus hábitos y estar más sano, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Solicitud de cita



    No es fácil conseguir lo que has venido buscando, pero por algo se empieza.

      Centro de adelgazamiento en Madrid

      Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes, contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

      ×

      Powered by WhatsApp Chat

      × ¿Cómo puedo ayudarte?