fbpx

Cúrcuma, tu aliado natural contra las inflamaciones

Cúrcuma, el llamado «ibuprofeno natural», tu aliado natural contra las inflamaciones.

Si tu tendecia es que se te inflamen las rodillas o cualquier otra articulación cuando haces deporte por ejemplo y no quieres cosumir farmacos como analgésicos, la cúrcuma es una buena opción. Un antiinflamatorio natural con grandes propiedades antioxidantes entre otras cosas.

la cúrcuma es una de las especias más apreciadas en el mundo y símbolo de la salud y la prosperidad en la cultura hindú.

Tanto, que es usada tradicionalmente para tratar dolores reumáticos, aliviar los golpes e inflamaciones y mejorar el tracto gastrointestinal.

Unas propiedades terapeúticas avaladas también por la ciencia. De hecho, un estudio reciente demuestra su eficacia para reducir los síntomas de la osteoartritis de rodilla, causa común de discapacidad en muchos adultos de cierta edad. La investigación cogió como muestra a 42 pacientes con esta dolencia a los que se suministró 400 miligramos dos veces al día de cúrcumina Longvida o 400 miligramos una vez al día de ibuprofeno, durante 90 días. Y los resultados mostraron que el dolor disminuyó después de 15 y 30 días respectivamente. Es decir, que no hubo diferencias significativas entre ambos grupos de pacientes, por lo que el medicamento y la cúrcuma tuvo efectos similares.

En concreto, la fórmula de la cúrcumina optimizada Longvida, desarrollada por un grupo de científicos y médicos de la Universidad de California, consiste en encapsular la cúrcuma con ácido esteárico y lecitinas de girasol.

  • La cúrcuma destaca como una planta digestiva. Te ayuda a digerir bien los alimentos, te alivia la sensación de empacho, la dispepsia o indigestión y previene la formación de gases y flatulencias.
  • Asociada a plantas astringentes, es útil en caso de diarreas provocadas por inflamaciones gastrointestinales, intoxicaciones o alergias.
  • Se ha indicado como un sustituto natural de determinados fármacos antiulcerosos de síntesis para aliviar las úlceras gástricas y gastroduodenales. La cúrcuma incide sobre la mucosa gastrointestinal, y contribuye a reparar el tejido dañado.
  • Actúa como un excelente antiinflamatorio estomacal e intestinal, muy adecuado en caso de gastritis y gastroenteritis, pero también como apoyo en el tratamiento de la pancreatitis y el colon irritable.
  • Mejora y estimula la producción de bilis por su alto efecto colerético, y favorece la metabolización de las grasas.
  • Tiene un efecto descongestionante a nivel hepático; restaura las células hepáticas y ejerce una acción protectora sobre el hígado.
  • La cúrcuma es una buena aliada en caso de reumatismos diversos, como artritis y artrosis, de los cuales hablamos anteriormente. con la ventaja de que a diferencia de otros antiinflamatorios, no genera daños en las mucosas gástricas. Se le atribuye una alta capacidad para reducir la histamina en los procesos inflamatorios, puede estimular la actividad de dos enzimas (glutation transferasa y glutation peroxidasa), que son responsables de regular la reacción del organismo ante un proceso inflamatorio, facilitando la necesaria eliminación de los materiales de deshecho. Su acción antiinflamatoria se considera comparable al famoso «iboprufeno» como mentamos en el estudio anterior.
  • La curcumina y otros principios activos de la cúrcuma ofrecen protección ante el ataque de los radicales libres, detienen la oxidación celular en órganos vitales como el riñón, el hígado o el corazón y muchos más etceteras.

No solo tiene beneficos a los niveles comentasos antes, también se puede utilizar en la cocina por ejemplo. En herbolarios se puede encontrar cruda, pero lo más práctico es adquirirla en polvo y utilizarla como aderezo en ensaladas, sopas o verduras por ejemplo. También se utiliza para hacer el famoso curry, de hecho es la responsable de ese llamativo color amarillo.

Más información 

¿Quiéres ver más blogs?

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?