microbiota

Indicios de una microbiota dañada

Indicios de una microbiota dañada 1920 1001 Richard Vera

La microbiota es el conjunto de bacterias que colonizan el aparato digestivo. Esta se va desarrollando a medida que avanza la vida: su composición es diferente en la infancia, la adolescencia y la vida adulta.

Además, la relación de la microbiota y el organismo es simbiótica. Mientras que las bacterias realizan una función protectora frente a enfermedades y agentes patógenos y de ayuda en la metabolización de los alimentos ingeridos, el organismo les ofrece un lugar donde vivir.

Funciones de la microbiota

  • Protección frente a bacterias patógenas que pueden provocar enfermedades: es una barrera que protege al organismo de microorganismos patógenos, sustancias carcinógenas, metales tóxicos, químicos nocivos y partículas de polvo y suciedad. 
  • Mantenimiento de sistema inmune: favorece que el sistema de defensa funcione adecuadamente. 
  • Digestión de alimentos: permite digerir algunos componentes de los alimentos que el organismo no puede digerir y metabolizar por sí mismo.
  • Producción de vitaminas: algunas fundamentales para el mantenimiento de la salud, como son la vitamina K y la B12.
  • Regulación del metabolismo y balance energético.
  • Regulación de la secreción de neurotransmisores intestinales, insulina y péptidos fundamentales para procesos vitales.

Mantener la microbiota en buenas condiciones es vital para conseguir tener una buena calidad de vida

Por ello, cuando se produce una alteración de la microbiota (dibiosis) y existe un desequilibrio, hay un mayor riesgo de que se produzcan infecciones y se desarrollen enfermedades.

¿Qué factores indican que la microbiota está dañada?

Existen algunos factores clave que van a darte señales de que algo no va bien en el funcionamiento de tu microbiota:

  • Mal aliento: puede ser un aviso de tu cuerpo de que algo no va bien en el funcionamiento del sistema digestivo.
  • Excesivo consumo de azúcar: si tienes la microbiota dañada, tu cuerpo puede pedirte más azúcar de la cuenta.
  • Problemas de sueño: el insomnio es otro de los indicadores directos de tener un mal funcionamiento de la microbiota.
  • Debilidad del sistema inmune: si notamos un descenso en nuestro sistema de defensa, también puede ser indicador de una microbiota dañada.

En conclusión, lo mejor que podemos hacer para cuidar nuestra microbiota es tener unos buenos hábitos de alimentación y llevar una alimentación saludable.

Contacta con nuestros expertos para desarrollar unos hábitos saludables, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuentes:

https://www.tododisca.com/factores-indican-flora-intestinal-nov1-danada/

https://www.cmed.es/actualidad/que-es-la-microbiota-que-funciones-tiene-como-mantener-la-microbiota-sana_840.html#:~:text=La%20microbiota%20es%20el%20conjunto,si%20%C3%A9ste%20por%20v%C3%ADa%20vaginal.

Eje intestino-cerebro y microbiota

Eje intestino-cerebro y microbiota 1920 1080 Richard Vera

El eje intestino-cerebro y la microbiota son de gran importancia en nuestra salud. Veamos lo que son y las implicaciones que tienen a través de este estudio.

Eje intestino-cerebro

Este eje está formado por la microbiota, el sistema nervioso entérico, el sistema nervioso autónomo, el sistema neuroendocrino, el sistema neuroinmune y el sistema nervioso central.

La relación entre ambas partes del eje parece que se ejerce a través de diversas vías de comunicación, como el nervio vago, el sistema circulatorio y el sistema inmune.

Este complejo eje conforma un sistema de comunicación neurohumoral bidireccional conocido desde hace tiempo. Así, existe una correlación entre las alteraciones de la microbiota y la encefalopatía hepática, la ansiedad, el autismo o el colon irritable. En estas enfermedades existe una disbiosis (cambios en la composición normal de la microbiota) que genera cambios en la motilidad gastrointestinal, afecta a las secreciones y produce una hipersensibilidad visceral. En estas circunstancias se ven alteradas las células neuroendocrinas y las del sis­tema inmune, modificando la liberación de neurotransmisores, lo que se podría traducir en las diferentes manifestaciones psiquiátricas.

De esta manera se puede postular la comunicación bidireccional en este eje intestino-cerebro: la microbiota afecta al comportamiento humano y, a su vez, alteraciones en él producen cambios en la microbiota.

Microbiota

Se denomina microbiota al conjunto de millones de microorganismos que conviven de manera simbiótica en nuestro organismo. Este conjunto bacteriano, que se localiza principalmente en el tracto digestivo, se distribuye a lo largo de los diferentes órganos en función de las propiedades químicas. Los factores que influyen en su composición son múltiples (dieta, hábitos, deporte, fármacos). La microbiota colabora en varias funciones, como pueden ser el metabolismo o la inmunidad.

Composición de la microbiota

Se calcula que el número total de microorganismos que componen la microbiota es de 10 × 1014, lo que supone una cantidad diez veces mayor que el número total de nuestras células. La composición de la microbiota no es estática y debe adaptarse al lugar donde reside y a las funciones que desarrolla. Asimismo, esta composición se verá afectada por la dieta, los estilos de vida o el consumo de antibióticos, entre otros factores.

Además, la microbiota de un individuo varía a lo largo de su vida. Así, en los primeros años, se ve condicionada por el tipo de parto o de lactancia (artificial o materna). Ya en la edad adulta se ve modificada por los estilos de vida, los hábitos dietéticos, etc.

Funciones de la microbiota

En el momento actual son muchos los aspectos que se desconocen sobre el funcionamiento de esta. Sin embargo, su papel es crucial en los sistemas inmunitario, metabólico y hormonal, así como en la relación eje intestino-cerebro.

Conforme se ahonda en el entendimiento del eje intestino-cerebro se establece una relación entre la microbiota y las enfermedades neurodegenerativas. Estudios en ratones demuestran que la microbiota es fundamental para un desarrollo cognitivo normal. Y cuando se produce una disbiosis, pueden verse alteradas las concentraciones de ciertas moléculas. Esto podría justificar en parte la aparición de diferentes enfermedades, como pueden ser trastornos del comportamiento, la ansiedad, la enfermedad de Alzheimer o el autismo.

En definitiva, un mayor conocimiento sobre la microbiota puede ayudar, por un lado, a abrir nuevas líneas de investigación que ayuden a mejorar su patogenia y, por otra, a establecer futuras estrategias terapéuticas.

Conclusiones

En los últimos años se ha puesto de relieve el papel bidireccional de la microbiota del tracto digestivo y del sistema nervioso central. Es el denominado eje intestino-cerebro.

Aunque aún quedan muchas incógnitas por esclarecer, este eje se postula como una posible base patógena para numerosos trastornos neurológicos de gran impacto sanitario, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple. En el momento actual se están llevando a cabo estudios que intentan evaluar el impacto de los probióticos sobre algunas de estas enfermedades neurológicas.

Si quieres contactar con un especialista, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Disbiosis intestinal

Disbiosis intestinal 1920 1388 Richard Vera

Veremos aquí qué es la disbiosis intestinal y cuáles son sus principales causas.

¿Qué es?

La disbiosis intestinal es básicamente el desequilibrio de la microbiota. La microbiota son las cientos de especies microbianas que habitan en nuestro organismo. La composición de la microbiota se ve modificada por factores como los hábitos de vida o el propio estado del sistema inmune. Por ello, esta composición no es estática. Y, por tanto, cuando se pierde ese equilibrio dinámico es cuando surge la disbiosis intestinal.

Los síntomas más comunes de la disbiosis son:

  • Hinchazón y distensión abdominal
  • Flatulencias
  • Alteraciones en el tránsito intestinal, tanto diarrea como estreñimiento
  • Dolor abdominal, como cólicos
  • Lengua blanca
  • Aparición de alergias e intolerancias alimenticias

Principales causas

Existen numerosas causas y condiciones que son responsables del desarrollo de la disbiosis intestinal, entre las que se encuentran:

  • El aumento de la fermentación bacteriana de proteínas: la degradación anaeróbica de proteína no digerida o endógena en el colon por la microbiota residente es generalmente considerado como perjudicial para la salud.
  • La alteración de las bacterias reductoras de sulfato: las bacterias reductoras de sulfato obtienen su energía reduciendo los sulfatos a sulfuros. Asimismo, la mayoría de estas bacterias también pueden reducir otros compuestos de azufre inorgánico oxidado como el sulfito, nocivo para el organismo humano.
  • El sobrecrecimiento de Candida albicans: la candidiasis es una infección por cualquiera de las especies de Candida, de las cuales C. albicans es la más común.  C. albicans es una levadura y está presente en todos los adultos. Normalmente no daña (comensal), ya que se mantiene bajo control por el sistema inmune, así como por la intervención de una variedad de otros microorganismos como los lactobacilos. Pero cuando existe sobrecrecimiento de esta levadura, puede diseminarse desde el intestino para colonizar todo el tracto digestivo. Incluso el estómago (especialmente en casos de acidez estomacal baja o nula), la garganta, la boca y las fosas nasales, y hasta los pulmones. Como resultado de su actividad metabólicaproduce varios subproductos como el etanol y el acetaldehído que pueden ser muy dañinos para el cuerpo humano si no han sido metabolizados correctamente en el hígado y pasan al torrente sanguíneo.
  • La alteración de la permeabilidad de la pared intestinal: una función crítica de la mucosa intestinal, en particular del epitelio, es formar una barrera que impida que los contenidos potencialmente nocivos accedan a órganos internos y a la circulación sistémica. Por tanto, los defectos de barrera se han asociado con una variedad de enfermedades en el ser humano, incluidas las que afectan principalmente al intestino.

Si quieres consultar con un especialista para mejorar tu salud, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuentes:

https://www.douglaslabs.es/blog/principales-causas-de-la-disbiosis-intestinal/

https://nutribiotica.es/microbiota-y-disbiosis/disbiosis/

Solicitud de cita



    No es fácil conseguir lo que has venido buscando, pero por algo se empieza.

      Centro de adelgazamiento en Madrid

      Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes, contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

      × ¿Cómo puedo ayudarte?