Sin categoría

CPAP: ¿puede la apnea del sueño empeorar los síntomas de la COVID-19?

CPAP: ¿puede la apnea del sueño empeorar los síntomas de la COVID-19? 1600 1067 Richard Vera

El síndrome de apnea obstructiva del sueño es una patología respiratoria caracterizada por
ronquidos y pequeñas paradas respiratorias mientras se duerme, lo que empeora la calidad del
sueño y provoca somnolencia diurna.

Debido a la reciente aparición de la COVID-19 aún hay pocos estudios sobre la relación entre esta y la apnea del sueño, pero lo que sí parece claro es que los factores que empeoran los síntomas de la apnea, frecuentemente están también presentes en enfermos de la COVID-19. La presión arterial elevada, diabetes, enfermedades del corazón, obesidad y la edad avanzada se corresponden con algunos de estos factores.

A continuación, te explicamos más sobre estos factores y sobre cómo minimizarlos si estás sometido al CPAP.


¿Qué produce el síndrome de apnea obstructiva del sueño?


Los pacientes con apnea sufren un colapso en la faringe mientras duermen. Esto se debe a que los tejidos de la faringe se cierran y el aire no puede pasar o pasa con dificultad, produciendo el sonido del ronquido. Los factores de riesgo para tener apnea son los siguientes:

  • La obesidad, principalmente la obesidad central o abdominal: casi el 70 % de las personas con apnea del sueño son obesas.
  • Cuello grande: la obesidad central genera que se produzca depósito de grasa a nivel de los
    tejidos blandos que están alrededor de las vías aéreas superiores (orificios nasales, boca, faringe y laringe) y vías aéreas inferiores (tráquea, bronquios y bronquiolos). Ese acúmulo de grasa genera una estrechez y una dificultad para el paso del oxígeno. Primero, disminuyendo la
    tracción de la tráquea y reduciendo la tensión de la pared de la faringe. Y, en segundo lugar,
    causando una enorme dificultad a los movimientos respiratorios (inspiración y espiración),
    dificultando la ventilación normal de los pulmones.
  • Tener determinadas formas del paladar o la garganta que causan el colapso respiratorio.
  • Poseer una lengua que puede retrotraerse y bloquear el paladar.
  • Tener el maxilar inferior más corto que el superior.
  • Tener amígdalas grandes o vegetaciones.

Muchos padecen apnea sin saberlo. De hecho, en España afecta a más de 3 de cada 10 hombres y a 1 de cada 5 mujeres.

Consejos para sobrellevar la apnea del sueño

Los tratamientos van dirigidos a evitar que colapse la faringe. Esto se suele conseguir tratando
la causa:

  • Lo prioritario para prevenir la apnea es dejar de fumar, evitar las bebidas alcohólicas,
    perder peso, alimentarte correctamente y hacer ejercicio con regularidad.
  • El tratamiento habitual de la apnea es el CPAP (Continuous Positive Airway Pressure)
    y consiste en un dispositivo que transmite una presión a través de una mascarilla nasal para
    mantener abierta la vía aérea superior.
  • Si se debe a amígdalas demasiado grandes o a vegetaciones es posible recurrir a la cirugía.

¿Afecta el peso a las personas con apnea del sueño?

Es más probable que las personas obesas sufran apnea del sueño, dado que los tejidos
circundantes a la garganta ejercen más presión sobre la misma y facilitan el colapso. El tipo de
obesidad que más afecta es la obesidad mórbida.


Si eres paciente de CPAP y deseas evitar este problema respiratorio lo más aconsejable es
que pierdas peso.

Averigua cuál es la causa de tu obesidad (alimentaria, endocrina, etc.) y consulta a un experto para que te ayude con la pérdida de peso.

Fuentes de referencia:
https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/respiratorias/apnea.html
https://www.prevention.com/health/sleep-energy/a32174887/coronavirus-sleep-apnea/
https://www.resmed.es/pacientes/diagnostico-y-tratamiento/apnea-del-sueno/test-de-apnea-del-
sueno/

https://es.wikipedia.org/wiki/CPAP
https://www.resmed.es/pacientes/asistencia/covid19/
https://planetadieta.com/apnea-del-sueno-obesidad/#Por_que_se_obstruye_la_via_aerea_en_pacientes_con_obesidad

Coronavirus y obesidad

Coronavirus y obesidad 1600 1068 Centro Obefis

La pandemia que está atacando a todo nuestro planeta durante el inicio de este 2020 debería enseñar a la industria alimenticia a fabricar alimentos o productos más saludables. ¿Por qué hacemos esta afirmación?, porque según un grupo de expertos del NHS en Reino Unido han revelado que un 76 % de los pacientes que son críticos con coronavirus tienen un problema de sobrepeso u obesidad.

Según este informe recogido de 196 pacientes ingresados en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) con COVID-19 con una media de edad de 65 años (de estos 57 eran mujeres y 139, hombres), indicó que más de la mitad de los pacientes tenían un IMC (Índice de Masa Corporal) superior a 25, es decir, sobrepeso u obesidad.
Pero, ¿hay algún vínculo entre la obesidad y la COVID-19? Según informa la OMS (Organización Mundial de la Salud), la COVID-19 causa o puede causar síntomas y complicaciones más graves en personas con sobrepeso u obesidad.

Existe un consenso entre los expertos de que tanto los pacientes con enfermedades de arterias coronarias como pacientes con IC (Insuficiencia Cardíaca), tienen un riesgo mucho mayor a padecer infecciones respiratorias virales, unidos a otros factores relacionados con el sobrepeso y obesidad (diabetes, hipertensión, EPOC o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, etc.). Muchos expertos habían advertido acerca de que “nuestra alimentación” nos estaba matando. Como comenté anteriormente, las estadísticas han demostrado que casi 2 de cada 3 pacientes con COVID-19 gravemente enfermos tienen sobrepeso u obesidad.

Si quieres tener una reunión orientativa con un experto para mejorar tu alimentación y estar prevenido haz clic aquí.

El coronavirus y la alimentación

El coronavirus y la alimentación 1400 934 Centro Obefis

Es muy importante tener en cuenta en primer lugar que, en ningún caso, la alimentación va a ayudar a evitar infectarse de coronavirus y/o cualquier otro virus, pero sí que hay algunas recomendaciones que pueden ayudar a mantener nuestro sistema activo para evitar debilidad inmunitaria. 

Según un documento de consenso publicado, basado en revisiones científicas, estas son algunas de las recomendaciones basadas en alimentación para esta cuarentena:

1. Mantener una hidratación adecuada, ya sea por demanda de sed o sin ella, intentando beber entre 1,5 l a 2 l al día de agua.

2. Consumir al menos entre 4 a 5 raciones de hortalizas y/o frutas al día. O realizar una media entre ambas de 3 raciones de fruta y 2 de hortalizas al día.

3. El consumo de lácteos, como la leche o lácteos fermentados/yogures, como siempre, recomendamos que sean desnatados, bajos en grasa, 0 %, siempre sin azúcar, aunque no hay pruebas que demuestren que el consumo de lácteos fermentados ayude de alguna forma a las defensas y a prevenir o disminuir el riesgo de infección. Pero sí nos va ayudar a evitar un exceso de azúcar.

4. Consumir productos integrales o legumbres. Comer granos integrales enteros como el arroz integral, pan integral, pasta integral… O legumbres cocidas o estofadas. Como hemos recomendado anteriormente si se mezclan con hortalizas ya estamos añadiendo a tu alimentación una ración de hortalizas.

5. Consumir de forma moderada las carnes.

6. Utilizar aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío y frutos secos o semillas, evitando siempre que se pueda los frutos secos fritos, endulzados y salados.

7. Y, por último, como nos gusta recomendar siempre, evitar alimentos procesados y comida rápida.

En este enlace tienes más información acerca de alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmune.

Alimentos sistema inmune

Alimentos para fortalecer tu sistema inmune

Alimentos para fortalecer tu sistema inmune 1600 1067 Centro Obefis

«Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento»

Aforismo que Hipócrates, padre de la Medicina, legó hace 2.400 años.

Con las consecuencias de la COVID-19 es tan importante la higiene como cuidar nuestro sistema inmune con alimentos, una parte fundamental en todo este proceso, ahora más que nunca os vamos a recomendar algunos, ya que la alimentación desempeña un papel fundamental en el buen funcionamiento del sistema inmune.

Se ha demostrado que el consumo de este grupo de nutrientes está relacionado con el normal funcionamiento del sistema inmune: cobre, zinc, hierro, selenio, vitamina A, vitamina B6, ácido fólico (vitamina B9), vitamina B12, vitamina C y vitamina D.

También es importante no solo consumir ciertos nutrientes, sino eliminar de la alimentación determinados alimentos como pueden ser las grasas saturadas, los alimentos de alto contenido en azúcares y otros alimentos refinados que pueden producir patologías como la diabetes tipo 2, alteraciones vasculares o ateromatosas, e incluso favorecer la aparición de procesos tumorales que tendrán un impacto negativo en el sistema inmunitario, o por ejemplo dislipemias, entre otras.

Alimento sistema inmune

Por lo que, lo principal que queremos recomendaros es: adoptar unos hábitos saludables que implican, además, comer de forma relajada, consciente y saludable. Aumentar el consumo de frutas y verduras de temporada y/o estacionales: coles de Bruselas, escarolas, apio, nabos, calabaza, puerros. Todas estas verduras están repletas de nutrientes encargados de mantener un buen funcionamiento del sistema inmune.

También nos gustaría destacar el consumo de frutas y verduras de color verde, sobre todo si son de color verde oscuro como, por ejemplo, acelgas y espinacas. O de color anaranjado como puede ser la calabaza, ya nombrada anteriormente, e incluso un tubérculo como es la zanahoria. 

Un consejo de cocinado para estas verduras puede ser: no cortar los alimentos con excesiva antelación y añadirlos al agua de hervir justo cuando entre en ebullición y no antes.

En cuanto a las frutas, recomendamos el consumo de frutas cítricas por su alto contenido en vitamina C, que preferiblemente se deben tomar en fruta entera, es decir, no en zumos. Los zumos deben ser ocasionales, puesto que no nos aportan fibra que sí la aporta la fruta entera. También os recomendamos el consumo de frutas como las manzanas, peras, kakis, uvas…

En cuanto al consumo de las carnes, recomendamos el uso de carnes blancas y disminuir el consumo de carnes rojas para así mejorar la respuesta del sistema inmune, que es de lo que estamos intentando mejorar. Dentro del grupo de las proteínas, podemos encontrar también un alimento con base de hidratos de carbono y también con alto contenido en proteína como son las legumbres, que pueden ayudar en este mismo proceso inmunitario. 

Y, por último, nos gustaría hablar sobre los frutos secos, los cuales, queremos recalcar, no deben superar más de un puñado al día, es decir, lo que nos entre en la palma de la mano (unos 15-20 gramos al día como máximo), de lo contrario podríamos estar consumiendo un exceso de grasa; y siempre deben ser crudos o tostados, sin sal y muy importante: nunca fritos

Y solo como último detalle, nos gustaría recomendar llevar una vida saludable, no sedentaria, caminar durante el día como mínimo 30 minutos, subir y bajar las escaleras en vez de utilizar el ascensor, respetar nuestras horas de sueño y, sobre todo, evitar cualquier tóxico externo, como pueden ser el tabaco y el alcohol.

En este enlace tienes algunos consejos más sobre alimentación para reforzar el sistema inmune.

Fruta pre- y posentrenamiento, ¿son todas las frutas iguales?

Fruta pre- y posentrenamiento, ¿son todas las frutas iguales? 2560 1707 Centro Obefis

¿Son todas las frutas iguales?

Saber el índice glucémico de cada fruta no ayudará a saber si es mejor comerlas antes o después de los entrenamientos.

Muchas veces pensamos en el plátano como la fruta estrella del deporte. Pero, ¿realmente es la mejor fruta tanto pre- como posentrenamiento?

El plátano es una fruta con un índice glucémico muy elevado, es el parámetro con el medimos la capacidad que tiene un alimento para variar los niveles de glucosa en sangre, que deben estar en equilibrio constante.

El plátano nos da energía durante una hora aproximadamente durante el ejercicio, por eso para muchos deportes sería la fruta ideal, pero… ¿Qué pasa cuando necesitamos energía durante más tiempo? En ese caso debemos optar por frutas con un índice glucémico más bajo para que la energía se vaya liberando de forma más progresiva como, por ejemplo: manzanas, peras, arándanos, moras, fresas, cerezas… La duración del ejercicio no es el único factor que tenemos que tener en cuenta, el número de entrenamientos que realizamos al día también es importante, ya que si solo vamos a realizar un entrenamiento la recuperación de los depósitos de glucógeno posteriores al ejercicio no es imprescindible que se realice inmediatamente después del ejercicio, podemos ir llenando los depósitos mediante la ingesta de carbohidratos durante el resto del día; en estos casos no te obsesiones demasiado con la ingesta posentrenamiento.

En cambio, para las personas que realizan más de un entrenamiento al día se recomienda la reposición de los depósitos de glucógeno tras el ejercicio para no comprometer el rendimiento de las sesiones posteriores. En estos casos, se recomendaría la ingesta de frutas con alto índice glucémico después del entrenamiento como el plátano, los dátiles o podríamos elegir todo tipo de frutas deshidratadas, siempre idealizando que si son envasadas sean sin azúcares añadidos, así como pasas, orejones…

Otras frutas recomendadas para después del ejercicio son las naranjas, el mango, el melón y la sandía que al tener gran cantidad de agua y sales son ideales para reponer las pérdidas y reequilibrar nuestro balance hídrico, alterado por la sudoración durante el ejercicio. En estudios se observa que la fruta, por el alto contenido en fructosa, realmente tiene un efecto muy positivo en la resíntesis de glucógeno hepático, pero necesita de glucosa para mejorar la resíntesis del glucógeno muscular, por tanto, en deportes de resistencia y en días de varias sesiones, sería más recomendable utilizar una mezcla posentrenamiento de fructosa y glucosa; esta mezcla también sería beneficiosa en situaciones de pérdida de grasa y rendimiento deportivo.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

¿Qué son los casos de éxito?

Solicitud de cita


Comienza ya a perder peso con el efectivo Método Obefis

Centro de adelgazamiento en Madrid

Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

× ¿Cómo puedo ayudarte?