Recetas y dietas

Conoce la diferencia entre dieta mediterránea, dieta keto y Método Obefis, y descubre cuál es la mejor para ti

Conoce la diferencia entre dieta mediterránea, dieta keto y Método Obefis, y descubre cuál es la mejor para ti 1920 1423 Richard Vera

Cuando llega el momento en que se toma la decisión de seguir un programa de adelgazamiento para perder peso y recuperar la figura, normalmente lo que suele hacer todo el mundo es buscar soluciones rápidas. Y es que hoy en día no hay nada más sencillo que preguntar en Google «¿cómo bajar de peso?».

El problema de este acto es que muchas veces las recomendaciones que se ofrecen no son compatibles con una alimentación saludable. De hecho, existe una gran variedad de dietas que solo hacen referencia a un estilo de vida, como puede ser la dieta vegetariana, otras que pueden estar diseñadas para un objetivo concreto, como quemar grasa o incrementar el músculo, e incluso las hay dirigidas exclusivamente a personas con patologías concretas, como las celíacas e hipertensas.

Tipos de dietas recomendadas para adelgazar

La alimentación es uno de los pilares fundamentales de tu salud, ya que a través de ella aportas a tu organismo los nutrientes y la energía necesarios para el día a día. Así, una alimentación saludable debe estar compuesta por una cantidad equilibrada de nutrientes esenciales y calorías.

Por tanto, la dieta ideal debe contar con un cierto consumo de carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y proteínas. Algunos de los consejos habituales para adelgazar de manera saludable son muy sencillos: una dieta variada, moderada y que evite el consumo excesivo de alimentos concretos. Algunas de las más adecuadas para este fin son las siguientes:

Dieta mediterránea

Antes de nada, es importante decir que la dieta mediterránea no se corresponde con un método para adelgazar per se. Más bien se trata de un estilo de vida en el que hay que tratar de mantener unos hábitos alimenticios saludables que, ayudados por los ingredientes y recetas propias de la región mediterránea, te ayude a regular tu peso.

Los beneficios de la dieta mediterránea radican en el aporte de grasas saludables, antioxidantes y fibra. Es muy útil porque en su filosofía se encuentra el evitar el consumo de productos industriales y azucarados e impulsar el consumo de pescados, pan, arroces, bollería casera, verduras, frutas, legumbres, lácteos tradicionales y grasas saludables.

Eso sí, a pesar de que puede estar muy bien equilibrada, pasarse con ella no es bueno. Por ejemplo, los hidratos de carbono que incorpora, muchas veces están elaborados con harinas blancas y refinadas. A esto hay que sumarle que, para cumplir el criterio de la dieta mediterránea, entre el 50 y el 55 % de las calorías diarias se han de consumir en forma de hidratos de carbono. Por último, también hay que destacar que, aunque el consumo de aceite de oliva está altamente recomendado, has de ser consciente de las calorías que aporta. Es necesario que tengas un control de su ingesta para controlar tu consumo de calorías diario.

Dieta keto y/o paleo

Todavía hay quien confunde la dieta paleo con la keto o cetogénica, pero en realidad, y aunque en ninguna se incluyen legumbres o cereales, son muy distintas entre sí. La dieta paleo está inspirada en nuestros antepasados del Paleolítico, por lo que se compone de alimentos en su estado más simple y totalmente naturales. En cambio, la keto busca que el cuerpo entre en cetosis. Veamos esta última con más profundidad.

La característica principal de una dieta keto es que el plan de alimentación que sigue es bajo en hidratos de carbono; esto, claro está, ayuda a quemar grasas de una forma más eficaz. Sin embargo, es una dieta rica en grasas. Al apostar por una dieta cetogénica has de saber que tendrás que reemplazar el consumo de carbohidratos por grasas, y que eso sitúa a tu organismo en un estado que se denomina cetosis —de ahí lo de dieta cetogénica—. Cuando alcanzas este estado, tu cuerpo convierte la grasa en energía y cetonas. Pero también has de saber que esta dieta reduce el nivel de glucosa en sangre, y que se produce una transición en el metabolismo al empezar a sustituir hidratos por grasas.

Existen varios tipos de dietas keto. Repasemos las más interesantes.

  • Estándar. En esta planificación, el consumo de carbohidratos es muy bajo, el de grasas es muy elevado y el de proteínas, moderado. De forma general, las ingestas se reparten así: 5 % hidratos de carbono, 20 % proteínas y 75 % grasas.
  • Cíclica. Con este plan se toman más carbohidratos. Así pues, se suelen incluir dos días semanales con consumo normal de carbohidratos seguidos de cinco días cetogénicos.
  • Adaptada. Es una dieta keto en la que puedes incluir hidratos de carbono los días de entrenamiento. Orientada a deportistas.
  • Dieta cetogénica alta en proteínas. Es una dieta muy similar a la estándar, aunque aquí el consumo de proteínas es superior. Lo normal es consumir un 35 % de proteínas, un 5 % de hidratos de carbono y un 60 % de grasas.

Aunque suene paradójico, es cierto que la dieta keto puede ayudarte a perder más peso que una dieta baja en grasas, y con la ventaja de que con ella no pasarás hambre. Sus beneficios se hacen patentes en los aspectos relacionados con la insulina, lo que es una buena noticia para los pacientes que sufren prediabetes o diabetes tipo II, pero también a nivel de enfermedades neurológicas o metabólicas.

¿Qué alimentos has de evitar en una dieta keto? Comidas azucaradas o alimentos dietéticos sin azúcares, alcohol, grasas saturadas, salsas y condimentos, procesados ricos en carbohidratos, tubérculos y hortalizas de raíz, legumbres, frutas, cereales y harinas.

¿Y cuáles son los alimentos recomendados en una dieta keto? Carnes rojas, quesos no procesados, huevos, pescados grasos, mantequillas, aceites saludables —de oliva, coco o aguacate—, verduras bajas en carbohidratos y aguacates.

En resumen, la dieta keto se enfoca en el consumo de alimentos ricos en proteínas y grasas buenas, al mismo tiempo que limita o elimina la ingesta de carbohidratos. Todo con el objetivo de alcanzar una cetosis nutricional.

El Método Obefis: cambiamos los hábitos

El Método Obefis, tal y como su propio nombre indica, no es una dieta más. Se trata de un método efectivo con el que podrás modificar tus hábitos a la hora de comer y cambiarlos por otros que te ayuden a adelgazar. Dicho de otra forma, proponemos una reeducación alimentaria con la que crear un nuevo estilo de vida más saludable. Se basa en tres fases, que te mostramos a continuación.

  1. Adelgazamiento. Aquí nuestro objetivo será ayudarte a regular tus depósitos de grasa corporal.
  2. Habituación. Durante esta etapa comprobaremos la reacción de tu organismo ante los alimentos que eliminamos en la fase anterior.
  3. Mantenimiento. Te daremos las pautas que vas a necesitar para seguir los nuevos hábitos adquiridos, de manera que puedas mantenerte en tu peso.

El Método Obefis es un efectivo sistema de adelgazamiento basado en evidencias científicas y que en ningún momento prioriza el adelgazar sobre cuidar tu salud. Además, para llevarlo a cabo no son necesarios batidos, barritas o una báscula con la que pesar tus raciones para no pasarte de calorías.

Gracias a nuestro innovador método, podrás tener el cuerpo que siempre has deseado sencillamente consumiendo alimentos saludables y manteniendo los buenos hábitos. Eso sí, solo es posible hacerlo de una forma totalmente personalizada.

Esto ocurre porque necesitamos conocer tus motivaciones para llevar a cabo este cambio y revisar tu forma de alimentación hasta ahora, para poder saber a qué retos nos enfrentamos. Además, tendremos que estudiar los tipos de dietas que has realizado en el pasado sin éxito o con éxito moderado.

¿En qué alimentos se basa el Método Obefis para el adelgazamiento?

La filosofía del método radica en la elección correcta de los alimentos y en saber cómo combinarlos adecuadamente para normalizar y mantener tu peso. Por ello, promovemos el consumo de carnes blancas como las aves, el cerdo ibérico, el conejo, la ternera blanca, los pescados blancos y azules, huevos ecológicos (hasta media docena a la semana) y todo tipo de vegetales y frutas de temporada. Asimismo, no restringimos el consumo de granos o harinas, siempre que estos sean integrales y, si es posible, de cultivo ecológico.

Esto supone una gran diferencia con la dieta mediterránea, en la que no se especifica que el consumo de harinas sea integral; y también con respecto a la cetogénica, donde apenas se consumen carbohidratos de ningún tipo. Por otro lado, en el Método Obefis no controlamos ni medimos el consumo de aceite de oliva virgen extra, ni tampoco las calorías.

Al ser un método de adelgazamiento personalizado, lo primero que debes hacer es tener una reunión con nuestros profesionales. Ellos recogerán todos los datos que necesitan y, posteriormente, podrán ofrecerte un asesoramiento a medida para, poco a poco, conseguir transformar tus hábitos.

¿Qué tipo de dieta es mejor para mí?

Como ves, existen diferentes tipos de dietas, pero lo que no existen son las «dietas milagro». Con ellas, además de posibles problemas de salud graves, siempre corres un elevado riesgo de sufrir efecto rebote.

Lo que has de buscar en una dieta no solo es conseguir el adelgazamiento deseado, sino hacerlo tras adquirir unos hábitos de alimentación saludables. Eso hará que el efecto perdure en el tiempo, además de mejorar tu estado físico y emocional. Por ello, si quieres adelgazar en Madrid no dudes en ponerte en manos de profesionales especializados.

¡Contacta con nosotros y te ayudaremos a alcanzar tus objetivos!

Fuentes de referencia:

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Ideas recetas en familia

Ideas para recetas en familia

Ideas para recetas en familia 2560 1810 Centro Obefis

Cuando estemos en familia podemos aprovechar para elaborar juntos algunas de estas ideas de recetas en lugar de comer alimentos procesados.

Debemos apoyar a nuestros hijos y explicarles que es fácil comer sano. Anímales a que participen a elaborar algún plato que les guste.

Verduras y hortalizas

  • Al horno.
  • Hervidas.
  • Al vapor.
  • En tempura.
  • Tortilla de verduras.
  • Salteadas con jamón Ibérico y mucho aceite de oliva virgen extra.
  • Rellenas de carne, bacalao (calabacín, berenjenas, pimientos).
  • Gratinadas con queso.
  • Rebozadas (rallando nuestro pan especial tostado).
  • Endivias rellenas de queso y anchoas.
  • Ensaladas: mixta, de brotes verdes, de pollo, de judías verdes, atún y huevo.

Carnes

  • Carne rellena (pollo, redondo relleno, perdices).
  • Carne en salsa (codornices, ternera).
  • Al ajillo (conejo, pollo).
  • Estofado (de pollo, de cordero, de perdices).
  • En pepitoria (gallina, pollo).
  • Guisado (de ternera, de conejo).
  • En escabeche (perdices, conejo).
  • Albóndigas (de pollo, de ternera).
  • Callos a la madrileña.
  • Chuletas de ternera y de cerdo con queso.
  • Escalopines de ternera y de cerdo con queso.
  • Hamburguesa (de pollo, de ternera, de cerdo y ternera).
  • En adobo (cerdo).
  • Asado (costillas, ternera, cordero).
  • A la plancha (pechuga de pollo, filete de ternera).
  • Al curry (pollo).
  • Al vino (pavo, cerdo, pollo).
  • Filetes empanados (rallando nuestro pan especial tostado).
  • Filetes rusos.
  • Mollejas: con tomate, empanadas, en salsa.

Huevos

  • Flan de pescado.
  • Huevos al plato; con higaditos, con queso, con salchichas, con jamón.
  • Huevos fritos.
  • Huevos rellenos: de atún, de gambas.
  • Huevos revueltos: con jamón, con puntas de espárragos.
  • Tortillas de: queso, de atún, de gambas, de verduras; coliflor, espinacas, setas, calabacín.

Pescados y mariscos

  • Atún guisado.
  • Bacalao: en salsa, a la vasca.
  • Besugo: asado, en salsa, escabechado.
  • Bonito: con cebolla, con tomate, con vinagreta, en salsa.
  • Calamar: en salsa, en vinagreta, en su tinta.
  • Gallos: empanados, al vino.
  • Langostinos.
  • Lenguado: al horno, a la parrilla.
  • Lubina a la sal.
  • Mejillones: a la marinera, picantes.
  • Merluza: a la riojana, a la vasca, al horno.
  • Pastel de pescado y marisco.
  • Rape: en salsa, a la plancha, al horno.
  • Sardinas al horno, sardinas rellenas.
  • Sepia a la plancha.
  • Trucha al horno, al vino, en escabeche.

Si necesitas asesoramiento o más ideas para no comer alimentos procesados consulta con un experto aquí.

Desmontando el recuento de calorías para adelgazar

Desmontando el recuento de calorías para adelgazar 1500 1000 Centro Obefis

El balance o recuento calórico es la diferencia entre las calorías de lo que comemos y la energía que gastamos, según la teoría clásica, si bajamos las calorías bajaremos de peso. Pero nuestro organismo es más complejo que eso: en el proceso digestivo y ante la presencia de glucosa, el organismo libera insulina, que es la que impide que bajes de peso haciendo uso de las reservas de grasa.

Si crees que debes dejar de contar calorías y necesitas una dieta basada en una alimentación equilibrada contacta con nosotros aquí.

Las dietas hipocalóricas a menudo provocan un aumento de insulina, por lo que se pierde peso en agua y músculo pero no tanto en grasa, lo que producirá un efecto rebote a corto plazo.

La dieta debe estar equilibrada en hidratos de carbono, proteínas y grasas para que también haya un equilibrio hormonal, de esta forma el organismo conseguirá mantenerse.

¿Por qué hay que tomar vitaminas?

¿Por qué hay que tomar vitaminas? 2311 1526 Centro Obefis
Con el fin de normalizar el nivel la Grasa Corporal (Peso Normal), tenemos que privarnos de ciertos alimentos. La falta de estos alimentos genera carencias vitamínicas y de minerales. Por lo tanto, cualquier régimen saludable encaminado a la reducción de la Grasa Corporal debe suplir las carencias que puede generar la propia dieta.
Dado que nuestro organismo no puede sintetizar las vitaminas y los minerales, es imprescindible tomarlos, es decir, tomar un complemento alimenticio rico en estos nutrientes para garantizarnos un adecuado equilibrio dinámico y funcional, y para mantener una buena regulación de nuestro METABOLISMO.

ÓRGANOS DIANA DE LAS VITAMINAS:

  • Sistema inmunitario: Vit. A-C-E-B8
  • Estructura ósea: Vit. D-K-A-C
  • Sistema Nervioso: Vit. B1-B3-B8-B5-B6-B12
  • Sistema Sanguíneo: Vit. B3-B9-B6-B1-C-K
  • Vista: Vit. A
  • Dientes: Vit. C-D
  • Procesos Metabólicos: TODAS LAS VITAMINAS
  • Flora Intestinal: Vit. B3-B6
  • Fibra Muscular: Vit. B1-B2-D-E
  • Articulaciones: Vit. C
  • Aparato Reproductor: Vit. C-A-E-B6-B9-B12

Solicitud de cita



    No es fácil conseguir lo que has venido buscando, pero por algo se empieza.

      Centro de adelgazamiento en Madrid

      Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes, contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

      × ¿Cómo puedo ayudarte?