Adelgazamiento

En esta solo se encuentran artículos relacionados con adelgazar y bajar de peso.

Comer por hambre o por placer

Comer por hambre o por placer 1920 1280 Richard Vera

Comer en exceso, ya sea guiado por el hambre o por el placer, generalmente conduce a la obesidad. Muchas veces comemos no porque tengamos hambre, sino por presiones sociales o porque la comida es tan apetecible que, aunque estemos llenos, solo queremos otro bocado.

La obesidad afecta aproximadamente al 42 % de los adultos en los EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Un artículo publicado en Neuroscience News nos habla de una investigación llevada a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de Baylor. En este estudio se investigó cómo el cerebro regula la alimentación provocada por el hambre u otros factores.

Se ha visto que la regulación de estos comportamientos de alimentación (comer por hambre o por placer) implica diferentes circuitos cerebrales

¿Qué significa esto?

El cerebro regula tanto la alimentación por hambre como por placer a través de neuronas productoras de serotonina en el mesencéfalo. Sin embargo, los diferentes tipos de alimentación están conectados por circuitos independientes que no influyen en el otro tipo de alimentación.

El equipo de investigadores identificó dos circuitos cerebrales distintos formados por neuronas productoras de serotonina en el mesencéfalo. Uno de los circuitos se extiende hasta el hipotálamo, mientras que el otro se proyecta hacia otra región del mesencéfalo. Estos circuitos juegan papeles muy distintos en la regulación de la alimentación.

Descubrieron que el circuito que se proyecta hacia el hipotálamo regula principalmente la alimentación impulsada por el hambre, pero no influye en la alimentación no impulsada por el hambre. El otro circuito que se proyecta hacia el mesencéfalo regula principalmente la alimentación no impulsada por el hambre, pero no el otro.

Otros resultados

Otra contribución significativa de este trabajo es la identificación de posibles dianas moleculares asociadas con los circuitos que podrían usarse para tratar la sobrealimentación.

Descubrieron que dos receptores de serotonina (2C y 1B) están involucrados en ambos tipos de comportamiento alimentario. Pero, por otro lado, identificaron otros canales iónicos que están asociados a los diferentes comportamientos alimentarios. Por ejemplo, el receptor GABA A, un canal de cloruro, se considera importante en la regulación de los circuitos de serotonina durante la alimentación impulsada por el hambre, pero no durante la alimentación no impulsada por el hambre. Y el otro es un canal de potasio que influye en la alimentación desencadenada por señales independientes del hambre, pero no por la alimentación impulsada por el hambre. Es decir, estos tienen funciones distintas en el comportamiento de alimentación, por tanto, también podrían ser candidatos objetivo para regular la sobrealimentación.

Estos hallazgos han alentado a los investigadores a realizar estudios futuros. Con el objetivo de identificar más moléculas que podrían modular la actividad de los canales iónicos para producir efectos contra la sobrealimentación.

Si quieres regular tus hábitos de alimentación, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Superalimento capaz de disminuir la obesidad

Superalimento capaz de disminuir la obesidad 1920 1279 Richard Vera

Un estudio subraya el valor biológico y nutricional de este producto como superalimento. Este promueve la reducción sustancial del peso corporal, la resistencia a la insulina, la inflamación del tejido adiposo, y la mejora de la función vascular.

El superalimento del que estamos hablando es el aceite de orujo de oliva. Este aceite es rico en «compuestos triterpénicos» y el estudio revela el potencial de este alimento contra la progresión de la obesidad.

Para llevar a cabo esta investigación, se realizó una comparativa durante diez semanas en ratones con dos tipos de dietas: una dieta alta en grasas saturadas y otra, con el mismo aporte calórico, pero con aceite de orujo de oliva. Trascurrido este tiempo, se observó una disminución significativa del peso de los ratones alimentados con este superalimente respecto al grupo que se siguió alimentando con la dieta alta en grasa saturada.

Y no solo se redujo el peso corporal de los animales obesos, sino que disminuyó la grasa corporal, el tejido adiposo y la inflamación hepática, mejorando a su vez la resistencia a la insulina y la disfunción vascular asociadas con la obesidad.

Por tanto, se consideran unos estudios preliminares muy prometedores. Además, proporcionan una información muy importante sobre el uso tradicional del aceite de orujo de oliva como superalimento.

Sin lugar a dudas, los resultados revelan una nueva línea de investigación en el marco de la dieta mediterránea y en el manejo terapéutico de la obesidad y sus complicaciones.

Si quieres consultar con un especialista para mejorar tus hábitos y estar más sano, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuente:

https://www.lne.es/vida-y-estilo/salud/2021/07/27/descubre-superalimento-capaz-disminuir-obesidad-14568448.html

Crononutrición

Crononutrición 1920 1280 Richard Vera

Crononutrición: el cuándo puede llegar a ser casi tan importante como el qué comemos.

¿Qué es la crononutrición?

Este concepto surgió en 1986 de la mano del doctor llamado Alain Delabos. Es una filosofía que sugiere alimentarse siguiendo nuestros relojes biológicos bajo la idea de que los alimentos tienen unos efectos u otros en el organismo dependiendo de la hora en que sean ingeridos.

En la actualidad, la crononutrición estudia el efecto de la alimentación sobre nuestro sistema circadiano. Es decir, estudia el efecto de la ingesta sobre la secreción de hormonas relacionadas con el hambre, la saciedad, el sueño, la vigilia, la tolerancia a la glucosa, etc. y las repercusiones de estos efectos.

Los ritmos circadianos establecen la producción y liberación de determinadas hormonas según la hora del día y los cambios ambientales. Dichas hormonas también tienen una gran influencia en el metabolismo.

Si se lleva un horario de comidas inusual, se pueden producir perjuicios tales como intolerancia a los carbohidratos, alteración de los ritmos del cortisol —la hormona del estrés—, alteración de los ritmos de la temperatura, una menor oxidación de carbohidratos y un menor gasto energético en reposo.

Crononutrición y metabolismo

En cuanto a los hidratos de carbono, lo que ocurre en un individuo sano es que la insulina —la hormona responsable de llevar la glucosa a los tejidos— tiene un funcionamiento más lento dependiendo de la hora del día. Efectivamente, por la noche existe una mayor resistencia a la insulina. Esto implica que funciona peor. Sin embargo, no se puede afirmar sin más que los carbohidratos engordan por la noche, sino, más bien, que un exceso de los mismos en horario nocturno se absorbe peor. En otras palabras, pueden consumirse, pero con mayor moderación que si se consumen durante el día.

Si nos fijamos en el consumo de proteínas, de hecho, no es lo mismo consumir unas pocas proteínas en el desayuno y una gran cantidad en la cena. Lo ideal sería dividir el consumo de proteínas en tres partes más o menos iguales —desayuno, comida y cena—.

¿Qué muestran los estudios?

Según varios estudios, controlar los periodos en los que comemos y el número de comidas puede tener importantes beneficios para tu salud. Es decir, respetar el ritmo circadiano puede ayudar a perder peso y a mejorar la salud general. Es más, se observa que realizar las comidas de manera descompensada (fuera de horarios o con proporciones erróneas) favorece la aparición de exceso de peso, dificulta su pérdida y aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Estos son algunos de los resultados concretos observados:

  • En un grupo de mujeres que consume más calorías en el desayuno que en la cena, pero un total de calorías diarias igual en ambos grupos, presenta:
    • Una mayor pérdida de peso.
    • Una mejor tolerancia a la glucosa y, por tanto, un menor riesgo a padecer diabetes tipo 2.
    • Una mayor saciedad durante el día.
  • Aquellas personas que comían antes de las 15:00 presentaban una mayor pérdida de peso y con un ritmo más rápido que los que comían después de las 15:00, siendo la ingesta calórica total diaria igual para ambos grupos.
  • En cuanto a los efectos de comer a las 13:00 o bien a las 16:30 con las mismas calorías totales diarias, se observa en los que comen temprano:
    • Una mejor tolerancia a la glucosa y menor riesgo a padecer diabetes tipo 2.
    • Un mayor gasto energético total diario favoreciendo la pérdida de peso.

En conclusión:

  • Realizar las comidas de manera tardía puede influenciar negativamente la pérdida de peso o favorecer el exceso de peso.
  • Realizar las comidas tarde puede aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo 2.
  • Dar más importancia a la cena que al desayuno es un error frecuente que puede llevar al exceso de peso y al síndrome metabólico.

Aquí te dejamos algunas sugerencias de recetas sanas que puedes cocinar. Y recuerda que si no tienes tiempo durante la semana para cocinar y alimentarte de acuerdo con tus ritmos circadianos para practicar la crononutrición, siempre puedes ayudarte del batch cooking.

Si quieres tener una reunión orientativa con un experto para mejorar tu alimentación, haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuentes:

https://academic.oup.com/advances/article/7/2/399/4558098

http://www.endocrino.cat/es/blog-endocrinologia.cfm/ID/6223/ESP/crononutricion.htm

https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20180318/crononutricion-importante-respetar-horas-numero-comidas/291721838_0.amp.html

Enzimas, qué son y para qué sirven

Enzimas, qué son y para qué sirven 1920 1280 Richard Vera

Hoy vamos a hablar, entre otras cosas, acerca de qué son las enzimas y para qué sirven.

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son moléculas que catalizan y hacen posibles las miles de reacciones químicas que producimos y que resultan cruciales para nuestra vida.

Por ejemplo, pueden ayudar a descomponer los alimentos que consumimos para que el cuerpo los pueda usar. La carencia de alguna enzima puede dificultar el funcionamiento del metabolismo y del proceso digestivo.

Son esenciales para una digestión sana

Por esta razón hay que cuidarlas. Una dieta deficiente o el envejecimiento pueden reducir la producción de enzimas y perjudicar al organismo. Un ejemplo de déficit enzimático sería el de la lactasa, que explica la intolerancia a la lactosa.

¿Para qué sirven?

Las enzimas son necesarias para todas las funciones corporales. Se encuentran en cada órgano y célula del cuerpo. Como, por ejemplo, en la sangre, el intestino, la saliva, el jugo gástrico, etc.

La mayoría de las enzimas tienen que combinarse con micronutrientes para ejecutar sus funciones. Es decir, dependen de la presencia de alguna vitamina o mineral para ser activas.

Cada enzima tiene una función específica: algunas se encargan del transporte de nutrientes, otras de la eliminación de desechos tóxicos o de la purificación de la sangre en el hígado, otras incluso de la nutrición del cerebro.

Las enzimas en la digestión

La digestión es el proceso de transformación de los alimentos que ingerimos en pequeñas partículas que puedan ser asimiladas por nuestro organismo para hacer posibles todas sus innumerables funciones. Y las enzimas tienen un papel fundamental en todas las fases de la digestión, la cual empieza ya en nuestra boca.

Tipos

Se dividen en 3 grandes grupos, según el tipo de alimento sobre el que actúan:

  • Proteasas: Son aquellas que digieren las proteínas para hacerlas asimilables por el cuerpo (aminoácidos).
  • Amilasas: Se encargan de degradar los hidratos de carbono (almidón, azúcares complejos, lactosa, etc.) para convertirlos mayoritariamente en glucosa.
  • Lipasas: Son aquellas que digieren las grasas y las descomponen en ácidos grasos.

Beneficios generales de las enzimas digestivas

  • Ayudan a la digestión y reducen la denominada “acidez”.
  • Mejoran las condiciones de hernia de hiato y de las úlceras.
  • Reducen la sensación de hinchazón y gases.
  • Disminuyen las alergias alimentarias gracias a la buena digestión de las proteínas.

¿Dónde se encuentran?

Como ya hemos mencionado, las enzimas son imprescindibles para gozar de buena salud. Puede ocurrir que el sistema de enzimas digestivas no funcione bien y se realice una mala absorción de los nutrientes, por lo que la nutrición deja de ser óptima. Si los alimentos pasan al intestino grueso sin estar digeridos, las bacterias presentes los fermentan, lo que llega a causar molestias como flatulencia, hinchazón y diarrea.

Podemos tener déficit enzimático por distintos motivos, como por el envejecimiento natural del cuerpo o por enfermedades. Además, al cocinar los alimentos la mayor parte de las enzimas se destruyen por la exposición al calor y todo el trabajo de las mismas tiene que ser realizado por el sistema endocrino.

Veamos dónde se suelen encontrar las enzimas:

  1. Enzimas para el sistema inmunitario: Los glóbulos blancos poseen enzimas que les ayudan a destruir virus y bacterias. Ciertas enzimas nos ayudan a restablecer el equilibrio en los procesos inflamatorios al permitir una curación más rápida y eficaz.
  2. Enzimas digestivas:  Las hallamos sobre todo en la saliva, los jugos gástrico y pancreático y las secreciones intestinales.
  3. Enzimas digestivas naturales en los vegetales frescos y crudos: Una dieta rica en vegetales frescos y crudos proporciona gran variedad de enzimas. Evita las cocciones largas para no destruirlas e introduce ensaladas y licuados en la alimentación diaria.
  4. Enzimas de la piña y la papaya: En la piña encontramos gran cantidad de bromelina, una enzima proteolítica, es decir, que descompone las proteínas. La bromelina resiste la acidez del estómago y la alcalinidad del intestino. Es eficaz para tratar dispepsias, úlceras gástricas e insuficiencias pancreáticas exocrinas. La papaya contiene papaína, otra enzima proteolítica. Es antiinflamatoria y antiséptica.
  5. Vegetales amargos que favorecen la producción de gastrina: La escarola, la endibia, el berro, el rábano o la alcachofa favorecen la producción de gastrina y de enzimas digestivas por parte de los jugos gástricos, pancreáticos y de la bilis. Además, tienen propiedades coleréticas y colagogas y mejoran la función hepática.
  6. Miso: El miso es un condimento fermentado muy utilizado en la cocina japonesa. Contiene enzimas vivas si no ha sido pasteurizado.
  7. Suplementos de enzimas para la digestión: Los suplementos multienzimáticos mejoran el proceso digestivo y ayudan a disminuir la dispepsia, una afección del estómago que provoca una digestión lenta con hinchazón, dolor y sensación de plenitud.

Si quieres consultar con un especialista para mejorar tus hábitos y estar más sano haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuentes:

Medlineplus

Cuerpomente

Plameca

Aquilea

Depuración de hígado

Depuración de hígado 1920 1279 Richard Vera

Veamos cuál es la importancia de la depuración de hígado para nuestra salud:

Nuestro equilibrio interno y nuestra salud dependen esencialmente de dos factores:

  • Mantener nuestro organismo alimentado con el tipo correcto de alimentos.
  • Evitar todo lo que pueda causar daños a nuestro organismo.

El primer punto se puede cumplir llevando una alimentación sana y consumiendo alimentos frescos, orgánicos y poco procesados.

En el caso del segundo punto, debemos primeramente evitar o limitar el exceso de toxinas y, en segundo lugar, desintoxicarnos y liberarnos de esas toxinas.

No solo es importante limitar el exceso de toxinas que entran en nuestro organismo, sino también desintoxicarnos y depurarnos

Sabemos que actualmente el mundo a nuestro alrededor está lleno de toxinas. Nuestro planeta está mucho más contaminado ahora que en toda la historia de la humanidad. E incesantemente en nuestro cuerpo transitan notables cantidades de toxinas, tanto exógenas (virus, bacterias, toxinas alimentarias, fármacos, metales pesados, etc.), como endógenas (los productos intermedios de los procesos metabólicos).

Por tanto, se hace evidente que la labor de depuración del organismo es vital para su buen funcionamiento. Y son los órganos emuntorios los que desempeñan eficazmente esta función de desintoxicación.

Los órganos emuntorios son órganos encargados de la eliminación de todos los desechos del organismo humano y son: hígado, riñones, intestino, piel y también los pulmones.

Conociendo al hígado

El hígado, por ejemplo, cuando está funcionando perfectamente, consigue procesar hasta un 98 % de las toxinas, gracias a sus reacciones de detoxificación y eliminación.

Son diversas las estrategias bioquímicas desarrolladas por los órganos emuntorios para desintoxicar el organismo, como reacciones de metilación, acetilación, glucuronidación, sulfatación, sulfoxidación.

Funciones del hígado

El hígado es un órgano metabólicamente complejo. Y sus funciones son múltiples:

  • Formación y excreción de bilis durante el metabolismo de la bilirrubina.
  • Síntesis de lípidos y secreción de lipoproteínas plasmáticas.
  • Control del metabolismo del colesterol y las grasas.
  • Regulación de la homeostasis de los carbohidratos (por ejemplo, transformar la glucosa en glucógeno).
  • Síntesis de urea, albúmina sérica, factores de coagulación, enzimas y otras proteínas.
  • Almacenamiento del hierro.
  • Metabolismo o detoxificación de fármacos y otras sustancias extrañas.

La importancia de la depuración del hígado en primavera

El hígado es uno de los grandes órganos emuntorios de nuestro cuerpo que trabaja sin parar para deshacerse de sustancias tóxicas. Y según la Medicina Tradicional China, la primavera es la estación del hígado y es la época del año cuando, de manera natural, se depura y regenera.

Es bueno acompañar este proceso con alimentación adecuada, hábitos de vida y ayudarnos de plantas medicinales. Es esencial dar un respiro al hígado, porque si no se pueden ver afectadas algunas de sus múltiples funciones vitales.

Plantas depurativas para el hígado

Estas son algunas de las plantas que nos pueden ayudar a depurar y detoxificar el hígado:

  • Alcachofera: Contiene cinarina, que actúa como protector y regenerante del hígado. La Alcachofera actúa sobre el metabolismo lipídico, disminuyendo la producción de colesterol y de triglicéridos endógenos y aumentando su excreción o favoreciendo la redistribución en los depósitos naturales.
  • Cardo Mariano: La silimarina, principio activo del Cardo Mariano, está dotada de una segura acción contrarrestando los efectos hepatolesivos de variados agentes hepatotóxicos, además de ser depurativa.
  • Diente de león: Favorece el flujo biliar y actúa como protector hepático.
  • Boldo: Es una planta hepatoprotectora, colerética, colagoga y antiinflamatoria. La boldina, contenida en el Boldo, ejerce una acción electiva sobre la secreción biliar y en particular, sobre la fluidificación de la bilis, siendo capaz de modificar sus características fisicoquímicas, disminuyendo su densidad y viscosidad aumentando su contenido acuoso.
  • Crisantemo Americano: Mejora la actividad de las enzimas digestivas del hígado, favoreciendo así la eliminación de colesterol y triglicéridos e inhibiendo su producción a nivel hepático.
  • Ruibarbo: Es una planta de acción eupéptica, tónica y digestiva; desarrolla actividad colagoga, ayudando al hígado en la producción de bilis.
  • Rábano negro: Tiene una potente acción colerética y colagoga.

¡Vamos a cuidar nuestra salud a través de los buenos hábitos! Contacta con nosotros si quieres mejorar tu estilo de vida.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Fuentes:

Forza Vitale

Bioecoactual

Msdmanuals

La Alimentación Emocional

La Alimentación Emocional 1920 1280 Richard Vera

La alimentación emocional o comer emocionalmente consiste en comer (normalmente en exceso) en respuesta a emociones negativas.

Sobre todo, estas emociones negativas pueden ser ansiedad, estrés, miedo, tristeza, preocupación, inquietud, etc. Todas ellas nos pueden llevar a compensar o mitigar ese malestar a través de la comida. Esta manera de gestionar las emociones, por supuesto, no es la ideal ni para nuestro peso, ni para nuestra salud física, mental y emocional.

La alimentación emocional es un mecanismo de afrontamiento poco saludable que es difícil de controlar.

Alimentación Emocional

Existen numerosos estudios que examinan este fenómeno, pero este en concreto nos muestra lo siguiente: para algunas personas, la alimentación emocional contribuye al aumento de peso y dificultades para perderlo. Sin embargo, también hay muchas personas que se involucran en la alimentación emocional y mantienen un peso normal.

Veamos cómo podemos regular este mecanismo.

Los resultados de este análisis muestran lo siguiente: los participantes respaldaron el uso de actividad física, el control de sus conductas alimentarias y la participación en estrategias alternativas de reducción del estrés y afrontamiento para mitigar los efectos de su alimentación emocional y conservar su peso.

En conclusión, estos hallazgos tienen implicaciones para ayudar a los consumidores emocionales que tienen sobrepeso u obesidad a regular su peso y mejorar su salud a través del ejercicio, la alimentación consciente, la regulación de las emociones y otras estrategias de reducción del estrés.

Además, sabemos que el sobrepeso y la obesidad son problemas cada vez más comunes en la sociedad actual. Y parte de la causa es la mala gestión emocional que se hace (entre otras como el sedentarismo o la mala alimentación). Por tanto, es habitual comer emocionalmente y perpetuar un peso inadecuado para nuestra salud.

Más concretamente, hablaremos de la eficacia de la alimentación consciente para reducir la alimentación emocional.

Alimentación Consciente

Otro estudio propone un programa de alimentación consciente, con intervenciones basadas especialmente en el mindfulness, para reducir la alimentación emocional en adultos con sobrepeso y obesidad.

Este programa consta de múltiples ejercicios:

  • Prácticas de respiración.
  • Mindfulness y atención plena.
  • Aprender a distinguir la alimentación emocional de la alimentación física.
  • Atención a las señales corporales.
  • Toma de conciencia de las señales de hambre y saciedad.
  • Práctica de escaneo corporal.
  • Movimientos conscientes y elección consciente.
  • Disminución del ritmo de la alimentación.
  • Detenerse en medio de la comida.
  • Saber cuándo dejar de comer.
  • Autoaceptación y atención a nuestra voz interior.

Si quieres regular tu peso y acabar con la alimentación emocional haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

infusión de plantas sistema digestivo

Plantas para el sistema digestivo en Navidad

Plantas para el sistema digestivo en Navidad 1920 1221 Centro Obefis

¿Cuántas veces te has sentido hinchado, pesado, adormilado, con gases, acidez, estreñimiento o diarrea después de las comidas navideñas?

Vamos a cuidar y proteger nuestro sistema digestivo esta Navidad de la forma más natural con plantas medicinales.

Es bien sabido que, en estas fechas señaladas, la tradición pasa por sentarse con amigos o familiares junto a una mesa para comer y beber, la mayoría de las veces, productos o alimentos no demasiado saludables (aunque en nuestra tienda puedes encontrar algunos productos sanos y frescos para ayudar a que esto no ocurra).

Como consecuencia de estos excesos, el aparato digestivo se resiente provocando pesadez, digestiones lentas, acidez, estreñimiento, diarrea, hinchazón, gases, dolor, etc. Incluso la acumulación de toxinas procedentes de los alimentos puede hacer que, por ejemplo, el hígado se vea saturado en su función para detoxificar el organismo.

Por ello, queremos ofrecerte a continuación las mejores plantas medicinales y remedios para reducir tu malestar, cuidar el sistema digestivo, y que las comidas y cenas navideñas no te pasen factura.

Además, para prevenir, puedes echarles un vistazo a nuestros consejos para disfrutar de la Navidad y a nuestras ideas de recetas saludables para estas fiestas. 

Plantas y remedios para la Hinchazón y los Gases

  • Anís (Pimpinella anisum L.), Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.) y Comino (Cuminum cyminum L.) → son carminativos y antiflatulentos, es decir, favorecen la disminución de la generación de gases en el tubo digestivo y su expulsión.
  • Manzanilla (Matricaria chamomilla L.), Melisa (Melissa officinalis L.) y Menta (Mentha piperita L.) → tienen también acción carminativa.
  • Carbón vegetal activado → atrae y retiene el aire en exceso que hay en el sistema digestivo, reduciendo así la sensación de hinchazón y gases.

Plantas y remedios para la Acidez

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra L.) → gran protector de la mucosa gástrica y efectivo frente a la acidez estomacal.
  • Angélica (Angelica archangelica L.) y Comino (Cuminum cyminum L.) → tienen propiedades antiácidas.
  • Aloe (Aloe vera L.) (gel) → consta de 2 partes: gel y acíbar; hay que tener precaución a la hora de diferenciarlos. En este caso, se utiliza el gel que calma la acidez y protege la mucosa gástrica.
  • Malvavisco (Althaea officinalis L.) → calma la acidez y protege la mucosa gástrica.

Plantas y remedios para la Diarrea

  • Prebióticos y probióticos → al tener diarrea perdemos parte de nuestra microbiota o flora intestinal, teniendo que reponerla con probióticos y promoviendo el crecimiento de bacterias nuevas con los prebióticos.
  • Carbón vegetal activado → tiene acción antidiarreica inactivando toxinas y microorganismos en el tracto digestivo, atrayéndolos y reteniéndolos.
  • Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.) → ayuda a reducir los espasmos de la musculatura digestiva.

Plantas y remedios para el Estreñimiento

  • Prebióticos y probióticos (prevención) → tener una adecuada microbiota intestinal ayuda a prevenir el estreñimiento y muchos otros problemas digestivos.
  • Aloe (Aloe vera L.) (gel), Malvavisco (Althaea officinalis L.) y Lino (Linum usitatissimum L.) → ricos en mucílagos, son emolientes (que ablandan) y laxantes suaves.

Laxantes antraquinónicos:

  • Aloe (Aloe vera L.) (acíbar) → estimula la motilidad del colon acelerando el tránsito intestinal.
  • Sen (Cassia senna L.), Frángula (Rhamnus frangula L.), Ruibarbo (Rheum officinale Baill.) y Cáscara Sagrada (Rhamnus purshiana D.C.) → tienen propiedades laxantes y purgantes.

* Precaución: No se deben emplear laxantes antraquinónicos en personas con estreñimiento espástico. Además, estas plantas no se pueden utilizar por más de 10 días seguidos, ya que pueden provocar irritación de la mucosa del sistema digestivo; son en todo caso para el estreñimiento agudo u ocasional.

Plantas coleréticas y colagogas:

  • Alcachofera (Cynara scolymus L.), Cardo Mariano (Silybum marianum L.), Diente de León (Taraxacum officinale L.), Cúrcuma (Curcuma longa L.), Boldo (Peumus boldus Molina) → estimulan la producción de bilis por el hígado y la contracción de la vesícula biliar, promoviendo un mayor flujo de bilis al tracto digestivo y produciendo así un efecto laxante suave.

* Precaución: No se deben emplear plantas coleréticas y colagogas en personas con obstrucción de las vías biliares. Y en personas con cálculos biliares (piedras en la vesícula biliar) no deben utilizarse sin la adecuada supervisión médica.

Plantas y remedios para Digestiones lentas y pesadas

  • Manzanilla (Matricaria chamomilla L.) y Angélica (Angelica archangelica L.), Menta (Mentha piperita L.) y Comino (Cuminum cyminum L.) → estimulan la buena digestión.

Si la digestión lenta y pesada es provocada por la falta de enzimas en el sistema digestivo:

  • Enzimas digestivas → ayudan a nuestro organismo a absorber los nutrientes proporcionados por los alimentos de manera adecuada.
  • Bromelína y Papaína → son extractos enzimáticos que provienen de la piña y la papaya respectivamente, y que ayudan a la digestión.

Si la digestión lenta y pesada es provocada por un hígado saturado (plantas coleréticas/colagogas):

  • Alcachofera (Cynara scolymus L.) → estimula la función desintoxicante del hígado y favorece la eliminación urinaria y digestiva de toxinas. Además, posee actividad protectora del hígado.
  • Cardo Mariano (Silybum marianum L.) → tiene un enorme efecto protector del hígado y estimula los procesos de desintoxicación hepática. Estimula la regeneración de células hepáticas dañadas.
  • Diente de León (Taraxacum officinale L.) → depurativo y diurético. Tiene una gran capacidad desintoxicante del hígado.

* Precaución: Evitar plantas coleréticas/colagogas en caso de tener obstrucción de las vías biliares y/o cálculos biliares.

Plantas y remedios para el Dolor

  • Manzanilla (Matricaria chamomilla L.) → antiinflamatoria y espasmolítica (alivia los espasmos digestivos, que son normalmente los causantes del dolor).
  • Angélica (Angelica archangelica L.), Melisa (Melissa officinalis L.), Menta (Mentha piperita L.) e Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.) → son espasmolíticos.
  • Aloe (Aloe vera L.) (gel) y Malvavisco (Althaea officinalis L.) → calman y ayudan a proteger y reparar la mucosa gastrointestinal en caso de úlcera.
  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra L.) → es antiinflamatorio, protector y cicatrizante de la mucosa gástrica; tiene propiedades benéficas en las úlceras gástricas.

Aquí puedes ver otro artículo para conocer más plantas depurativas y drenantes para limpiar nuestro organismo.

Si estás interesado en tener conocimientos adecuados para cuidarte a través de remedios naturales y una alimentación sana, ¡contacta con nosotros!

Fuentes de referencia:

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Obesidad, inmunidad y COVID-19

Obesidad, inmunidad y COVID-19 1920 1237 Richard Vera

La obesidad puede alterar la respuesta del sistema inmune a la COVID-19

Esto es lo que demuestra un reciente estudio publicado en la revista Endocrinology. De la mano de especialistas en inmunología e internistas de la Universidad de Michigan.

Obesidad

La obesidad o el sobrepeso provoca complicaciones en la salud. Entre las más conocidas están las enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares (con su consiguiente hipertensión y altos niveles de colesterol), diabetes, apnea del sueño y problemas respiratorios, cáncer, etc.

Sin embargo, parece que la lista no acaba ahí. En el estudio citado anteriormente se ha visto una relación entre el exceso de peso y una respuesta inadecuada del sistema inmune.

Sistema Inmune

Nuestro sistema inmune nos protege y es el sistema de defensa del cuerpo contra las infecciones. Asimismo, el sistema inmune ataca a los gérmenes invasores y nos ayuda a mantenernos sanos.

La pandemia por COVID-19 ha obligado a los expertos a considerar el papel de la obesidad en la respuesta inmune a enfermedades infecciosas. Y, gracias a ello, hemos podido verificar que la obesidad altera nuestra forma de afrontar las infecciones.

Según los autores del estudio: «la obesidad es un factor de riesgo significativo para la enfermedad grave por COVID-19».

¿Por qué?

La obesidad puede provocar una respuesta alterada del sistema inmune. Esto hace que sea difícil combatir el virus. Debido principalmente a que los pacientes con obesidad experimentan un estado de inflamación crónica de bajo grado. Esta inflamación inducida metabólicamente que caracteriza a la obesidad tiene un gran impacto sobre la inmunidad innata.

Los hallazgos de este estudio ponen de manifiesto que:

Las respuestas inmunes irregulares causadas por la obesidad aumentan la probabilidad de sufrir una infección grave por coronavirus y pueden llegar a provocar lesiones graves en los órganos. Afectando, en general, a la capacidad de la persona para combatir el virus.

Por lo que hemos visto, tan importante es cuidar nuestro sistema inmune como alcanzar un peso adecuado. Para alcanzar ese peso ideal y a la vez cuidar nuestra inmunidad es fundamental una alimentación adecuada y saludable. Ponle remedio, ahora es el momento.

Entra en acción y empieza a mejorar ya tu salud.

Si necesitas consultar con un especialista para prevenir las complicaciones del exceso de peso haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

Hiperglucemia, predictor de mortalidad con COVID-19

Hiperglucemia, predictor de mortalidad con COVID-19 1920 1760 Centro Obefis

Un alto nivel de azúcar en sangre es un factor de mal pronóstico con COVID-19

Según un reciente estudio publicado en la revista Annals of Medicine, la hiperglucemia (alto nivel de glucosa en sangre) se ha convertido en un importante factor de riesgo de muerte en la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

El objetivo de este estudio fue evaluar la asociación entre los niveles de glucosa en sangre y la mortalidad en pacientes no críticos hospitalizados con COVID-19. El estudio incluye datos de más de 200 hospitales españoles.

Es decir, con un total de 11.312 pacientes con diferentes grados de hiperglucemia, los resultados muestran que 2289 (20,4 %) murieron durante la hospitalización. Y solo 2128 (18,9 %) tenían diabetes.

Las consecuencias son impactantes: la probabilidad de mortalidad fue significativamente mayor en los pacientes con hiperglucemia que en los pacientes con normoglucemia (niveles normales de azúcar en sangre), independientemente de la diabetes preexistente. Por tanto, la hiperglucemia (después de ajustar por edad, diabetes, hipertensión y otros factores) fue un factor de riesgo independiente de mortalidad.

Además, los altos niveles de azúcar en sangre también están relacionados con la necesidad de ventilación mecánica y con el riesgo de ingresar en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El estudio concluye que la hiperglucemia al ingreso es un fuerte predictor de mortalidad en pacientes con COVID-19 hospitalizados no críticamente e independientemente de los antecedentes de diabetes.

Por tanto, debemos cuidarnos ahora más que nunca para adecuar nuestros niveles de glucosa en sangre. Controlando la cantidad de azúcares que tomamos y alimentándonos de manera sana y equilibrada.

Si quieres contactar con un experto para mejorar tu alimentación y estar prevenido haz clic aquí.

¿Quieres ver más artículos?

Síguenos en nuestras redes sociales

Facebook

Instagram

Youtube

Twitter

CPAP: ¿puede la apnea del sueño empeorar los síntomas de la COVID-19?

CPAP: ¿puede la apnea del sueño empeorar los síntomas de la COVID-19? 1600 1067 Richard Vera

El síndrome de apnea obstructiva del sueño es una patología respiratoria caracterizada por
ronquidos y pequeñas paradas respiratorias mientras se duerme, lo que empeora la calidad del
sueño y provoca somnolencia diurna.

Debido a la reciente aparición de la COVID-19 aún hay pocos estudios sobre la relación entre esta y la apnea del sueño, pero lo que sí parece claro es que los factores que empeoran los síntomas de la apnea, frecuentemente están también presentes en enfermos de la COVID-19. La presión arterial elevada, diabetes, enfermedades del corazón, obesidad y la edad avanzada se corresponden con algunos de estos factores.

A continuación, te explicamos más sobre estos factores y sobre cómo minimizarlos si estás sometido al CPAP.


¿Qué produce el síndrome de apnea obstructiva del sueño?


Los pacientes con apnea sufren un colapso en la faringe mientras duermen. Esto se debe a que los tejidos de la faringe se cierran y el aire no puede pasar o pasa con dificultad, produciendo el sonido del ronquido. Los factores de riesgo para tener apnea son los siguientes:

  • La obesidad, principalmente la obesidad central o abdominal: casi el 70 % de las personas con apnea del sueño son obesas.
  • Cuello grande: la obesidad central genera que se produzca depósito de grasa a nivel de los
    tejidos blandos que están alrededor de las vías aéreas superiores (orificios nasales, boca, faringe y laringe) y vías aéreas inferiores (tráquea, bronquios y bronquiolos). Ese acúmulo de grasa genera una estrechez y una dificultad para el paso del oxígeno. Primero, disminuyendo la
    tracción de la tráquea y reduciendo la tensión de la pared de la faringe. Y, en segundo lugar,
    causando una enorme dificultad a los movimientos respiratorios (inspiración y espiración),
    dificultando la ventilación normal de los pulmones.
  • Tener determinadas formas del paladar o la garganta que causan el colapso respiratorio.
  • Poseer una lengua que puede retrotraerse y bloquear el paladar.
  • Tener el maxilar inferior más corto que el superior.
  • Tener amígdalas grandes o vegetaciones.

Muchos padecen apnea sin saberlo. De hecho, en España afecta a más de 3 de cada 10 hombres y a 1 de cada 5 mujeres.

Consejos para sobrellevar la apnea del sueño

Los tratamientos van dirigidos a evitar que colapse la faringe. Esto se suele conseguir tratando
la causa:

  • Lo prioritario para prevenir la apnea es dejar de fumar, evitar las bebidas alcohólicas,
    perder peso, alimentarte correctamente y hacer ejercicio con regularidad.
  • El tratamiento habitual de la apnea es el CPAP (Continuous Positive Airway Pressure)
    y consiste en un dispositivo que transmite una presión a través de una mascarilla nasal para
    mantener abierta la vía aérea superior.
  • Si se debe a amígdalas demasiado grandes o a vegetaciones es posible recurrir a la cirugía.

¿Afecta el peso a las personas con apnea del sueño?

Es más probable que las personas obesas sufran apnea del sueño, dado que los tejidos
circundantes a la garganta ejercen más presión sobre la misma y facilitan el colapso. El tipo de
obesidad que más afecta es la obesidad mórbida.


Si eres paciente de CPAP y deseas evitar este problema respiratorio lo más aconsejable es
que pierdas peso.

Averigua cuál es la causa de tu obesidad (alimentaria, endocrina, etc.) y consulta a un experto para que te ayude con la pérdida de peso.

Fuentes de referencia:
https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/respiratorias/apnea.html
https://www.prevention.com/health/sleep-energy/a32174887/coronavirus-sleep-apnea/
https://www.resmed.es/pacientes/diagnostico-y-tratamiento/apnea-del-sueno/test-de-apnea-del-
sueno/

https://es.wikipedia.org/wiki/CPAP
https://www.resmed.es/pacientes/asistencia/covid19/
https://planetadieta.com/apnea-del-sueno-obesidad/#Por_que_se_obstruye_la_via_aerea_en_pacientes_con_obesidad

Solicitud de cita



    No es fácil conseguir lo que has venido buscando, pero por algo se empieza.

      Centro de adelgazamiento en Madrid

      Centro Obefis S. L., centro de adelgazamiento en Madrid con más de 30 años de experiencia en su especialidad. Ubicados en 4 localidades diferentes, contamos con más de 12.000 casos de éxito de adelgazamiento y mantenimiento.

      ×

      Powered by WhatsApp Chat

      × ¿Cómo puedo ayudarte?